La vacuna rusa está lista pero apenas fue anunciado su registro oficial, surgieron varios cuestionamientos de la comunidad internacional. En respuesta, el ministro ruso de Salud, Mijail Murashko, defendió la vacuna Sputnik V al plantear que las críticas son "absolutamente infundadas" y las atribuyó a la "competencia" en el mercado internacional por dar con el fármaco que frene la pandemia.

El nombre de la vacuna rusa contra el Covid 19 es Sputnik 5 o Sputnik V, y ayer se convirtió en la primera en el mundo en ser registrada oficialmente ante su Ministerio de Salud, tal como anunció el presidente Vladimir Putin. Contra los cuestionamientos por la rapidez en que fue desarrollada, afirman que es segura e incluso, como parte de las pruebas en voluntarios, una de las hijas de Putin se dio dos inyecciones tras presentar fiebre, según contó el propio mandatario.

Desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) hasta el Gobierno de Estados Unidos -dos actores rivales en esta pandemia- pusieron en duda la efectividad de la vacuna rusa contra el Covid, que se registró aún sin cumplir todas las fases establecidas en los protocolos de desarrollos internacionales. Incluso, desde Irán compararon que usar vacunas que no pasaron por todos los ensayos clínicos es como abrir la "caja de Pandora".

"Colegas extranjeros, que aparentemente sienten cierta competencia ante las ventajas competitivas del fármaco ruso, tratan de expresar algunas opiniones que, a nuestro parecer, son absolutamente infundadas", dijo Murashko en declaraciones a la prensa reproducidas por la agencia de noticias Sputnik.

Varios países expresaron dudas sobre la eficacia de la Sputnik V, como bautizaron las autoridades rusas a la vacuna contra la Covid-19, ya que fue registrada sin completar los ensayos de la denominada "fase tres", una etapa de ensayos clínicos en las que se evalúa a un alto número de voluntarios.

"Antes de que todos los ensayos clínicos estén completados, el uso de vacunas es como la caja de Pandora y, por tanto, potencialmente peligroso", advirtió hoy el vocero del Ministerio de Salud de Irán, Kianush Jahanpur, en Twitter.

También el ministro de Salud alemán, Jens Spahn, se mostró escéptico con respecto a la eficacia del medicamento ruso, y sostuvo como principal argumento la falta de transparencia por parte de las autoridades rusas.

"El problema es que sabemos muy poco porque las autoridades rusas no actúan de manera muy transparente", dijo Spahn en una entrevista concedida a la emisora Deutschlandfunk y agregó que ve "con mucho escepticismo" la vacuna rusa.

El presidente Putin anunció ayer que el país había registrado la vacuna desarrollada por el centro de investigación Gamaleya y el Fondo Ruso de Inversión Directa (RFPI), la primera en todo el mundo.

Se trata de una vacuna de doble dosis que genera "una inmunidad duradera" que "se preservará hasta dos años", según explicó Putin.

El anuncio se produjo en medio de una febril carrera global para liderar la batalla contra la pandemia. Las autoridades rusas calculan que podrían producir unas 500 millones de dosis anualmente y sopesan ya varios países para iniciar la producción en masa, específicamente en América Latina.

En este sentido, Murasahko precisó que "los primeros lotes de la vacuna se producirán en las próximas dos semanas" y que se destinarán inicialmente a la demanda interna. "Necesitamos cubrir la demanda de nuestros ciudadanos", justificó.

El RFPI ya recibió solicitudes de más de 20 países para adquirir 1.000 millones de dosis de la Sputnik V, si bien el organismo ruso aclaró que su exportación dependerá de "la aprobación de la vacuna en distintos países, así como de las capacidades de la producción".

Rusia ya registra 902.701 contagios de coronavirus, tras sumar 5.102 nuevos positivos en el último día, mientras que el número de fallecidos trepó a 15.260 -129 más que en la pasada jornada-- y los pacientes recuperados ya son 710.298.

Vacuna rusa en Argentina

La pregunta que surge ahora es cuándo se distribuirá la vacuna rusa en Argentina. Ricardo Lagorio, embajador argentino en Rusia, habló el martes en Crónica HD sobre la situación allí y destacó que la relación entre Argentina y Rusia "es muy buena", por lo que pronostica buenas posibilidades de distribución, aunque ese será un "debate técnico" que lo excede en su rol.

En cuanto a las posibilidades de la vacuna rusa en Argentina, destacó que hay una "muy buena relación" del país con  Rusia. "Creo que ahora es tema de una conversación más técnica entre los responsables de salud tanto de Argentina como de  Rusia, es un tema que supera lo diplomático", planteó.

Todavía no hay mucha más información respecto a "Sputnik V", como llamaron a la vacuna rusa. Según el registro nacional de medicamentos del ministerio de Salud ruso, la distribución comenzará el 1 de enero de 2021.

El registro de la vacuna rusa contra el coronavirus "Sputnik V" significó una gran sorpresa para el mundo ya que los ensayos del Instituto Gamaleya, encargado de su desarrollo, no se encontraba entre los seis laboratorios que la  OMS informó como más avanzados en la carrera, incluidos los laboratorios chinos, las dos estadounidenses (de las farmacéuticas Pfizer y Moderna) y la británica der AstraZeneca en colaboración con la Universidad de Oxford.