Este martes Rusia pateó el tablero mundial al registrar oficialmente la primera vacuna contra el coronavirus (Covid-19) del planeta. Sin embargo, no es el único primer puesto en el que se anotó primero el país presidido por Vladimir Putin. La startup Russian Engineering and Manufacturing Сompany (REMC) desarrolló Zetta, el auto eléctrico más barato del mundo. 

El vehículo, cuyo nombre deriva de las siglas Zero Emission Terra Transport Asset, cuesta 6.126 dólares y su versión definitiva estará lista a fines de 2020, aunque aún debe ser homologado. En Rusia se vendería a 450.000 rublos. Resulta mucho más económico que los modelos chinos Kandi K27 (12.999 dólares) o el ORA R1, que parte desde los 8.600 dólares. Además, supera la propuesta low cost de cero emisiones de la empresa argentina Volt Motors, que vende su auto a 12.000 dólares.

Las dimensiones del Zetta son similares a las de un smart EQ fortwo (es 30 centímetros más corto): 3,03 metros de largo; 1,27 m. de ancho y 1,60 m. de alto.Cuenta con cuatro motores eléctricos, una en cada rueda, que poseen una potencia individual de 20 kW (equivalentes a 27 caballos de fuerza) y de 80 kW (107 caballos) de manera conjunta, que le permiten alcanzar una velocidad máxima de 120 km/h. Su autonomía será de 200 kilómetros.

Las medidas del vehículo

Los motores se alimentan de una batería de 10 kWh que, según la compañía rusa, permite que el vehículo consiga una autonomía de 200 kilómetros, bastante por encima de los 130 kilómetros del smart EQ fortwo, que además tiene una batería de casi el doble de capacidad (17,6 kWh). Aunque habrá que esperar a las cifras de homologación finales.

REMC anunció que la producción anual inicial del Zetta será de 15.000 unidades, y que estará destinado a varios mercados además del ruso. Sólo resta el inicio de su fabricación, para la cual REMC ha solicitado un préstamo al gobierno ruso de 1.367.000 dólares.

La carrera por el auto eléctrico más barato, por ahora, la gana Rusia

En esta nueva era de los vehículos de Europa Oriental, el Zetta aparece como una propuesta ideal para masificar la movilidad eléctrica. Su diseño combina trazos circulares y líneas rectas, con un marco negro al frente y luces diurnas en las esquinas del capó, carrocería de tres puertas con 3,03 metros de longitud y capacidad para cuatro personas.

Con el próximo e inminente estreno del Zetta, así como los pequeños carros eléctricos chinos y otros más provenientes de Europa, la pelea por el carro eléctrico más barato del mundo se pone cada vez más interesante. La carrera, claro está, no es sólo por la vacuna.