Un tribunal de París condenó este lunes al expresidente francés Nicolás Sarkozy a tres años de prisión, dos de ellos en libertad condicional, convirtiéndolo en e l primer exlíder de Francia que cumplirá una condena real .

La corte declaró a Sarkozy culpable de corrupción y tráfico de influencias en el marco del llamado caso de escuchas telefónicas.

De qué está acusado Sarkozy

La Fiscalía de Francia había pedido cuatro años de cárcel, dos de ellos en libertad condicional. Según la Fiscalía, el segundo acusado, su abogado Thierry Herzog, y el tercero, el juez Gilbert Azibert, debían recibir la misma condena.

El juicio por el llamado caso de escuchas telefónicas comenzó a fines de noviembre de este año. El expresidente de Francia fue acusado de intentar obtener ilegalmente en 2014 información sobre una investigación en su contra de un magistrado.

El juicio se inició el 23 de noviembre y se trató del primer caso en el que un ex mandatario de Francia se sentó en los tribunales, acusado de corrupción



Sarkozy y Herzog fueron acusados de haber prometido a Azibert un trabajo en Mónaco a cambio de cierta información sobre la investigación de la presunta financiación ilegal de la campaña presidencial del exlíder galo en 2007.  Como señalan los medios franceses, en el marco de la investigación del caso sobre la financiación de la campaña presidencial, en septiembre de 2013 los investigadores pincharon los teléfonos oficiales de Sarkozy.

A principios de 2014, los investigadores descubrieron que el político se estaba comunicando con su abogado Herzog mediante teléfonos celulares registrados con nombres ficticios. Aunque Azibert no recibió ningún puesto de trabajo en Mónaco y se retiró en 2014, los encargados de la investigación consideran que el trato ofrecido ya constituye un delito penal.