El crecimiento de las ventas minoristas en Estados Unidos se desaceleró en febrero después de aumentar un mes antes, lo que sugiere que los consumidores están reduciendo el gasto en algunas categorías debido a que la inflación limita el poder adquisitivo.

El valor de las compras minoristas generales se elevó un 0,3%, después de un aumento revisado al alza de 4,9% en enero, según mostraron las cifras del Departamento de Comercio reflejadas por la agencia Bloomberg.

La suba de febrero estuvo liderado por un aumento de 5,3% en el gasto en gasolina. Excluyendo estaciones de servicio, las ventas cayeron 0,2% en el segundo mes del año, indica la agencia, según cifras no ajustadas por inflación.

Anticipo

Para los encargados de política monetaria de la Reserva Federal, las cifras minoristas sugieren solo un leve cambio en el comportamiento de gastos de los consumidores en un contexto de una creciente inflación que podría empeorar en los próximos meses. La invasión de Rusia a Ucrania llevó los precios del combustible a un récord, lo que incrementa las presiones sobre los costos más ampliamente a través de un alza en los productos básicos.

Aun así, los hogares estadounidenses están sobre una base sólida con una tasa de desempleo de 3,8% y mayores ingresos disponibles.

Las cifras se conocieron horas antes de que la Fed dé a conocer la primera suba de tasas de los fondos federales desde 2018, en un esfuerzo por frenar la inflación más alta en 40 años. 

En baja

La estimación mediana en una encuesta de Bloomberg apuntaba a un aumento de 0,4% en las ventas minoristas generales con respecto al mes anterior. Los datos del gasto de los consumidores ajustados por inflación para febrero que incluyen el sector de servicios se publicarán el 31 de marzo.

Siete de las 13 categorías minoristas mostraron crecimiento el mes pasado. Fuera de las gasolineras, restaurantes y bares, los gastos en concesionarias de vehículos motorizados y tiendas de pasatiempos también aumentaron.

Las llamadas ventas del grupo de control –que se utilizan para calcular el producto interno bruto y excluyen los servicios de alimentos, concesionarias de automóviles, tiendas de materiales de construcción y gasolineras– cayeron 1,2% en febrero con respecto al mes anterior. Al mismo tiempo, la caída siguió a un fuerte aumento de 6,7% en enero.