Los precios al consumidor en Estados Unidos aumentaron un 4,2% en abril con respecto al mismo mes de 2020, dijo la Oficina de Estadísticas Laborales de EEUU (BLS), registrando el mayor aumento interanual desde 2008 a medida que la economía se recupera del golpe de la pandemia.

Fuente: Oficina de Estadísticas Laborales de EEUU (BLS)

El dato se conoce un día antes de que el Instituto Nacional de Estadìsticas y Censos (Indec) difunda la inflación minorista para Argentina, que se estima en torno de 4% mensual. 

En comparación con marzo pasado, el índice de precios al consumidor subió un 0,8% en abril, muy por encima de las expectativas e impulsado por aumentos generalizados de precios, incluidos los de los vehículos usados, alimentos y energía junto con mayores costos de producción.

Durante los últimos 12 meses, los precios crecieron un 4,2 por ciento en total. "Este es el mayor aumento en 12 meses desde el 4,9% que se registró para el período que terminó en septiembre de 2008", asegura el BLS de EEUU.

Inflación de abril en Estados Unidos

El índice de precios al consumidor para todos los consumidores urbanos ( IPC-U) aumentó un 0,8 por ciento en abril sobre una base ajustada estacionalmente después de subir un 0,6 por ciento en marzo, informó hoy la Oficina de Estadísticas Laborales de EE. UU. Durante los últimos 12 meses, el índice de todos los artículos aumentó un 4,2 por ciento antes del ajuste estacional.

Este es el mayor aumento en 12 meses desde un aumento del 4.9 por ciento para el período que terminó en septiembre de 2008.

El índice de automóviles y camiones usados subió un 10,0 por ciento en abril. Este fue el mayor aumento en un mes desde que comenzó la serie en 1953, y representó más de un tercio del aumento de todos los rubros ajustado estacionalmente.

El índice de alimentos aumentó en abril, subiendo un 0,4 por ciento a medida que aumentaron los índices de alimentos en el hogar y alimentos fuera del hogar. El índice de energía disminuyó levemente, ya que una caída en el índice de gasolina en abril más que compensó los aumentos en los índices de electricidad y gas natural.

El índice para todos los artículos menos alimentos y energía aumentó un 0,9 por ciento en abril, su mayor aumento mensual desde abril de 1982.

Casi todos los índices de componentes principales aumentaron en abril. Junto con el índice de automóviles y camiones usados, los índices de refugio, tarifas aéreas, recreación, seguros de vehículos de motor y mobiliario y operaciones para el hogar se encuentran entre los índices con un gran impacto en el aumento general.

El índice de todos los artículos aumentó un 4,2 por ciento durante los 12 meses que terminaron en abril, un aumento mayor que el aumento del 2,6 por ciento para el período que terminó en marzo.

De manera similar, el índice para todos los artículos menos alimentos y energía aumentó un 3,0 por ciento durante los últimos 12 meses, un aumento mayor que el aumento del 1,6 por ciento durante el período de 12 meses que finalizó en marzo.

El índice de energía aumentó un 25,1 por ciento en los últimos 12 meses y el índice de alimentos aumentó un 2,4 por ciento. 

 

Todo para arriba

El aumento fue drástico, dice el medio español elEconomista.es, que resalta que en el mes de marzo se publicó un crecimiento interanual de los precios del 2,6%, un nivel que ya superó el objetivo de la Reserva Federal de EEUU, que se encuentra en el 2 por ciento. Ahora, una inflación impulsada por un incremento de los precios energéticos superior al 25% interanual dió por tierra con todas las expectativas de los especialistas. 

Además del fuerte incremento de los precios de la energía, el IPC subyacente (no pondera energía ni alimentos sin procesar) también experimentó una suba de proporciones. "El índice que analiza todos los artículos menos alimentos y energía aumentó un 0,9% mensual en abril, su mayor aumento mensual desde abril de 1982", asegura el documento oficial.

Todo está subiendo de precio de en EEUU de la mano de la reapertura de la economía y el regreso a la calle de consumidores que están empezando a gastar el exceso de ahorro acumulado durante la crisis de la pandemia. Casi todos los índices de componentes principales en los que se divide el dato de IPC aumentaron de forma importante en abril en abril.

Junto con el índice de automóviles y camiones usados, los índices de vivienda (rentas imputadas y alquileres), tarifas aéreas, ocio, seguros de vehículos de motor y mobiliario y operaciones para el hogar se encuentran entre los índices con un gran impacto en el aumento general, concluye el texto del BLS.