Se encendieron velas en el Pórtico Sur de la Casa Blanca al atardecer del lunes, día en que el número de estadounidenses muertos por la Covid-19 superó el umbral de 500.000.

"Contamos con más vidas perdidas por este virus que cualquier otra nación en la Tierra", dijo el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, mientras hizo un momento de silencio acompañado por su esposa, Jill Biden, la vicepresidenta Kamala Harris, y el segundo caballero, Douglas Emhoff.

"A medida que reconocemos la escala de esta muerte en masa en Estados Unidos, recordamos a cada persona y la vida que vivieron", dijo el presidente, por cuya orden quedaron a media asta las banderas en la parte superior de la residencia presidencial y en otras propiedades federales por la mañana.

Las estadísticas de la Universidad Johns Hopkins mostraron que murieron 500.176 estadounidenses debido a la Covid-19 hasta las 7:23 p.m. del este lunes (0023 GMT, martes), una cifra mucho mayor que en cualquiera otra nación.

Aproximadamente uno de cada 670 estadounidenses ha muerto por el virus, tras lo cual, como consecuencia, la esperanza de vida en el país cayó un año a 77,8 años en los primeros seis meses de 2020, según un informe reciente del Centro Nacional de Estadísticas de Salud.

"Como nación, no podemos aceptar un destino tan cruel", dijo Biden.

Aunque el país aún no está fuera de peligro, hay algunos aspectos positivos: se ralentizó la aparición de nuevos casos, hospitalizaciones y muertes en los últimos días, y se aceleró la distribución de vacunas gradualmente.

"Recordaremos a cada persona que hemos perdido, las vidas que vivieron, los seres queridos que dejaron atrás. Vamos a superar esto, lo prometo", dijo Biden antes de guardar el momento de silencio.

 

Coronavirus hoy en el mundo: toda la información

 

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19


Fuente Xinhua