El gabinete británico del Brexit, conocido como subcomité de salida y comercio de la Unión Europea (UE), se reunió por primera vez para discutir cuál debería ser la relación a largo plazo del Reino Unido tras abandonar el bloque comunitario.

La UE acordó la semana pasada que las negociaciones del Brexit ya podían pasar a discutir la relación futura con el Reino Unido.

Hasta el momento, los ministros solo habían estado discutiendo las cuestiones de la separación del bloque o el dinero que debe pagar el Reino Unido luego de dejar la UE.

En ese marco, el gobierno británico, quiere imponer ahora un "período de implementación" temporal de aproximadamente dos años, después del Brexit, en marzo del 2019 en el que buscará negociar acuerdos comerciales con países fuera de la UE.

Pero el negociador de la UE, Michel Barnier, dijo que el Reino Unido no podría obtener un acuerdo comercial a medida con la UE después del Brexit.

Según Barnier, la UE no mezclará los diferentes escenarios para crear un acuerdo específico.