El ex vicepresidente catalán Oriol Junqueras, condenado a 13 años de prisión por un delito de sedición por su papel en el fallido intento de secesión de Cataluña, salió de la cárcel en régimen de semilibertad para dar clases en una universidad.

La oposición de derecha cuestiona los permisos penitenciarios a los líderes secesionistas, que considera como una cesión del presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, quien depende de sus votos para gobernar.

Junqueras, quien lleva más de dos años encarcelado, se beneficia del artículo 100.2 del régimen penitenciario español que permite la excarcelación de los reos para realizar voluntariados o trabajar una vez cumplida una cuarta parte de la condena.

A partir de ahora, Junqueras, también líder del partido independentista Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), podrá salir tres días a la semana durante seis horas para dar clases en el Campus Manresa de la Universidad de Vic, en el interior de Cataluña.

El lunes último también fue excarcelado el ex jefe de la diplomacia catalana, Raül Romeva, mientras los activistas Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, o la ex presidenta del Parlamento catalán, Carmen Forcadell, con penas más bajas, empezaron a salir en las últimas semanas.

El ex vicepresidente catalán, licenciado en Historia Moderna y Contemporánea y doctor en Historia del Pensamiento Económico, tendrá su propio despacho, donde comenzará a preparar el curso sobre "Historia del Pensamiento Occidental" que comenzará a impartir en Semana Santa.