Los integrantes del grupo k-pop BTS enfrentan un paso decisivo por su edad y nacionalidad surcoreana: todos los jóvenes de 18 a 28 años oriundos del país asiático, sin problemas graves de salud, están obligados a cumplir con el Servicio Militar. 

De acuerdo a lo estipulado por la ley del país peninsular, la única excepción que se contempla hasta el momento aplica en atletas o artistas, generalmente del ámbito de la música clásica, con "méritos considerables", distinción que recibieron los integrantes de la "boyband" en 2018 en reconocimiento a su "trayectoria profesional".

Si bien con esta legislación BTS no se vería obligado a interrumpir su carrera,  el gobierno surcoreano aprobó esta semana una revisión de la normativa que amplía el plazo hasta 30 años en el caso de los jóvenes que ayuden a expandir la influencia cultural del país en el extranjero y que cuenten además con una recomendación del Ministerio de Cultura local.

El cambio alentó a los seguidores del grupo ícono del k-pop actual, sin embargo también reavivó la discusión por los países que mantienen la misma doctrina para la población joven.

 

¿Qué países mantienen el servicio militar obligatorio?

Con el corte de 2020, 66 son los Estados que mantienen el servicio militar obligatorio, aunque con grandes diferencias, de acuerdo al relevamiento realizado por The World Factbook, la publicación anual de la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos (CIA).

En general la mayoría de países tienen un "reclutamiento forzoso" para la población masculina, siendo pocos los casos donde también se aplica a mujeres, aunque existe escenarios particulares como en Israel en donde la obligatoriedad aplica para ambos géneros, siempre que no sean judíos ultraortodoxos o drusos, y no para los árabes. En China tambén impacta en hombes y mujeres, pero solo se seleccionan a algunos reclutas entre la población disponible.

Por su parte, Camboya, Myanmar, Costa de Marfil o Nigeria no lo aplican aunque oficialmente pueden hacerlo, e incluso hay otros Estados que tienen la potestad de hacerlo en circunstancias excepcionales, como en estado de emergencia nacional (Uruguay o España) o en caso de falta de reclutas voluntarios para cubrir un mínimo de plazas (Chile, Bolivia o Portugal).

Aunque el número de naciones que han avanzado en la eliminación de esta cláusula (Ecuador, Polonia, Croacia, Jordania), y otros como Moldavia y Taiwán tienen la intención de hacerlo a corto plazo, en los últimos años algunos países europeos se han planteado reintroducirlo o directamente lo han hecho, como en Suecia y Lituania.