El gobierno español de Mariano Rajoy tendió un puente al presidente independentista catalán Carles Puigdemont, al sugerir que renunciaría a suspender la autonomía de esa región si se convoca a elecciones regionales.

Una fuente del gobierno español confirmó a la agencia AFP que si Puigdemont toma ese paso no invocarían el Artículo 155 de la Constitución, que prevé la suspensión de un gobierno autonómico si este desobedece la ley.

“La única vía que tiene el se- ñor Puigdemont es restaurar la legalidad vigente y, desde el punto de vista político, adelantar las elecciones”, dijo por su parte el líder del primer partido de la oposición, el socialista Pedro Sánchez, que está en contacto permanente con Rajoy para pactar la respuesta a la ofensiva independentista catalana.

Cuando le preguntaron si la convocatoria de elecciones acabaría con la posibilidad del 155, Sánchez respondió: “Sin duda”.

A las 10 de hoy (hora local) vence el plazo para que Puigdemont aclare al gobierno de Rajoy si declaró o no la independencia en una confusa sesión en el Parlamento catalán.

En el primer plazo, que concluyó el lunes, Puigdemont se limitó a ofrecer diálogo.

La vicepresidenta del gobierno español, Soraya Saénz de Santamaría, le lanzo un aviso ayer en el Congreso: No atender el requerimiento del gobierno español, “hará que el señor Puigdemont provoque la aplicación del articulo 155” de la Constitución.

La amenaza se produce en un clima más tenso aún por el encarcelamiento a la espera de un eventual juicio por sedición de dos líderes independentistas, Jordi Cuixart y Jordi Sánchez, que pasaron su segunda noche en la cárcel, una decisión judicial que fue contestada con movilizaciones en toda Cataluña el martes.

“Lo único que le pido al señor Puigdemont es que actúe con sensatez, que actúe con equilibrio”, le instó Mariano Rajoy en la misma sesión parlamentaria.

El responsable de Relaciones Exteriores del gobierno catalán, Raúl Romeva, dijo en Bruselas que la opción de adelantar elecciones “no está sobre la mesa”.

  • La fuga de bancos y empresas no se detiene y ya son más de ochocientas

La fuga de empresas de Catalu- ña no solo no cesa, sino que se intensifica, según el último dato oficial del Colegio de Registradores, que informó que el martes 17 abandonaron su sede social 105 empresas, con lo que el número de las que se trasladan desde el referendo secesionista supera las 800.

Una de las últimas en moverse fue la aseguradora Zurich, que confirmó que traslada a Madrid la sede social de su sucursal en España “por motivos de seguridad jurídica”. El ritmo de solicitudes de salida de empresas en los registros mercantiles de Cataluña es insólito e impropio de una de las comunidades teóricamente más prósperas de la cuarta economía del euro. La llegada de empresas que piden cambio de domicilio social ronda las 20 por hora desde el pasado día 9, según datos oficiales del Colegio de Registradores.

En los días de mayor tensión, en torno a la declaración y suspensión de la independencia realizada por el presidente de la Generalitat Carles Puigdemont, llegó a superar las 25 por hora. En total, ya se deslocalizaron 805 sociedades y en las solicitudes de cambio de domicilio se percibe que se disparan o descienden en función de si se ve más o menos próxima la secesión. En los últimos días había descendido el ritmo desde que Puigdemont no ha confirmado la declaración de independencia y el gobierno de Mariano Rajoy ha asegurado que no la permitirá, pero el día 17 volvió a subir con las 105 salidas mencionadas.

El día anterior dejaron su sede social en Cataluña otras 68 empresas, aunque sin llegar a las 212 que en un solo día, el lunes 9, se pasaron por el Registro Mercantil cuando quedaban horas para la comparecencia de Puigdemont en el Parlament. Los grandes bancos y empresas fueron los que encabezaron la salida.

Desde el día después del referendo hasta el día 7, solo cambiaron de domicilio CaixaBank, Banco Sabadell, Gas Natural y un reducido grupo de sociedades. Pero su decisión alertó a empresas de menor tamaño que iniciaron la desbandada. El lunes 9 se fueron las citadas 212 sociedades y el día 10, otras 177. Al día siguiente, abandonaron 155 más.