El Movimiento Cinco Estrellas (M5S) congeló las negociaciones con el Partido Demócrata (PD) hasta que este acepte que Giuseppe Conte asuma nuevamente como primer ministro.

En tanto el aún ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, volvió a pedir que se convoquen elecciones. "¿Quién tiene miedo de las elecciones? Si uno ha trabajado bien no debe tener miedo", dijo Salvini en un vídeo en directo transmitido por Facebook.

El M5S en un comunicado adelantó que "Volveremos a encontrarnos con el Partido Demócrata cuando en sus órganos del partido den el visto bueno al encargo (para formar gobierno) a Conte. No habrá ninguna otra reunión hasta que hayan aclarado oficialmente su posición sobre Giuseppe Conte".

"En una fase tan delicada para el país, no hay tiempo que perder. Nosotros estamos trabajando intensamente para dar respuestas inmediatas a los ciudadanos. Y debemos apurarnos porque el tiempo es corto. Sin embargo, en el PD todavía tienen las ideas confusas", señaló la nota del M5S.

Algunas fuentes han señalado que Di Maio dijo: "Si no dicen sí a Conte, es inútil verse, estoy cansado de juegos", después de reunirse con la delegación del PD.

"No se ha resuelto la cuestión del primer ministro. Después de una primera reunión entre (el secretario general del PD Nicola) Zingaretti y (el líder del M5S Luigi) Di Maio, las discrepancias continúan", informaron fuentes del PD.

El primer ministro sigue siendo un escollo ya que el PD reclama discontinuidad en programa y en los nombres para marcar distancias con el anterior gabinete populista, que encabezó Conte.