La organización Human Rights Watch (HRW) denunciado  el arresto y traslado ilegal de 63 ciudadanos sirios en el norte de Siria a Turquía, donde se enfrentan a "graves cargos" por la supuesta comisión de delitos.

En un comunicado, la ONG acusó a las autoridades turcas de llevar a cabo decenas de detenciones arbitrarias y ha señalado que el país "debe atenerse a las leyes".

Los arrestos en cuestión fueron llevados a cabo entre octubre y diciembre de 2019 por las autoridades turcas y el Ejército Nacional Sirio en el noreste del país tras una incursión turca en la zona. Los detenidos son árabes y kurdos y han sido trasladados a centros de detención en Turquía, donde se les ha acusado de cometer delitos bajo el Código Penal turco a pesar de que los supuestos crímenes se habrían cometido en suelo sirio.

El subdirector de HRW para Oriente Próximo, Michael Page, indicó que Ankara "está violando sus obligaciones al arrestar a los ciudadanos.

En su Informe Mundial de 2021,HRW también marca  la injerencia que Erdogan está llevando a cabo en el sector de la judicatura, no sólo a través de las purgas que ha realizado, sino también ahora con los cambios en las estructuras de los Colegios de Abogados independientes,

Más denuncias contra el Gobierno de Erdogan
 

Tres semanas atrás, la misma organización, en su informe anual,  había señalado las arbitrariedades del Gobierno de Recyp Erdogan que, definió "se consolidaron durante el pasado año escudado por la situación que ha generado la pandemia del coronavirus".

Para sostener esta denuncia, HRW se basa en la legislación que ha ido adoptando Turquía para "silenciar y perseguir con mayor contundencia a los partidos de la oposición, sus representantes políticos y sus seguidores".

El informe habla, por ejemplo, de la ley que presentó en abril ante el avance del virus, que permitía adelantar la salida de aquellos presos cuya condena se acercase a su fin. Esta ley, sin embargo, excluía a los presos por cuestiones políticas o ideológicas, principalmente periodistas o políticos vinculados a la oposición.