La semana pasada Rusia presentó al mundo la primera vacuna registrada contra el coronavirus (Covid-19). Desde su introducción, se anunció la producción de la vacuna de Oxford en Argentina y México y que China patentó su propia vacuna contra la pandemia. Sin embargo, Rusia siguió apoyando con su remedio, a pesar de las críticas surgidas contra su vacuna por no haber pasado las pruebas necesarias. 

Con las esperanzas mundiales plantadas en las posibles vacunas contra una pandemia que hace más de seis meses que atormenta a todos los países, las potencias mundiales entraron en una carrera para ser los primeros en tener la cura para todo el mundo. Pero, como dijo Kirill Dmitriev, el director del fondo de riqueza soberana del Kremlin, " Rusia habrá llegado primero". Y el país presidido por Vladimir Putin sigue trabajando para mantener ese puesto.

1- Sputnik V garantizaría una inmunidad "más estable" que la vacuna de Oxford

Polina Stepénskaya, jefa del departamento de trasplante de médula ósea e inmunoterapia del Centro Médico Hadassah de Israel, consideró el desarrollo de la vacuna rusa como "digno de respeto" y "maravilloso". Además, explicó a la agencia RIA Novosti que la vacuna rusa sería mejor que la británica porque se creó sobre la base de una tecnología conocida y probada.

"Tomaron un adenovirus humano, en este caso dos cepas de adenovirus 5 y 26, de las que extrajeron la parte responsable de la replicación del virus y les insertaron ADN", detalló esta investigadora.

La vacuna rusa daría inmunidad más estable

Polina Stepénskaya considera que Sputnik V podría garantizar una inmunidad más estable que la vacuna de la Universidad de Oxford (Inglaterra, Reino Unido), que fue creada con adenovirus de chimpancé.

2- Rusia produjo el primer lote de Sputnik V

El Ministerio de Salud ruso anunció este sábado que el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya ya produjo el primer lote de la vacuna Sputnik V contra el coronavirus.

"Se ha producido el primer lote de la vacuna contra la nueva infección por coronavirus, covid-19, desarrollada por el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya", informó la cartera sanitaria en un comunicado, citado por la agencia Interfax.

El primer lote ya fue producido y la vacunación masiva comenzaría en un mes

Sin embargo, desde las autoridades rusas se aferran a la Sputnik V y ya estiman la fecha de su aplicación para fines de agosto, con trabajadores sanitarios como prioridad. 

3- En un mes habrá vacunación masiva

La vacunación masiva contra el coronavirus en Rusia empezará, aproximadamente, dentro de un mes, declaró este domingo el director del Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, Alexánder Guíntsburg.

"La vacunación masiva se retrasará un poco, solo por el hecho de que la mayor parte de la vacuna producida se destinará a la investigación posterior al registro. Después de eso, el resto de la producción pasará a la distribución civil. El retraso es de dos a tres semanas, tal vez un mes", comentó el microbiólogo.

Previamente, Guínstsburg había informado que la tercera etapa (post-registro) de las pruebas de la vacuna Sputnik V contra el coronavirus podría empezar dentro de 7 o 10 días. Según sus palabras, se planea que en los ensayos clínicos participen "decenas de miles de personas".

4- López Obrador dice que será el primer mexicano en probar la vacuna rusa 

Pese a que su país producirá junto a Argentina la vacuna de la Universidad de Oxford, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, confesó este lunes que sería el primero en probar la vacuna rusa, y afirmó que, si ven que su implementación en ese país "da resultados y es eficaz", se contactará con el gobierno de Vladimir Putin para llevarla a México, porque "en este asunto no debe haber ideologías".

"Si vemos que da resultados y es eficaz, estableceremos comunicación con el Gobierno de Rusia, y si hay disponibilidad, adelante, y para que no quede duda de la importancia que tiene para nosotros, yo sería el primero en dejarme vacunar, porque me importa mucho", expresó el mandatario en su conferencia de prensa matutina.

El presidente mexicano explicó que la vacuna no refiere a ideologías políticas

El jefe de Estado dijo que las autoridades diplomáticas y sanitarias mexicanas continúan con la comunicación con cuatro países que trabajan en el desarrollo de una vacuna: Rusia, China, Estados Unidos y Francia.

"Si en Rusia, en China, se tiene primero la vacuna, y se demuestra de que es eficaz para salvar vidas, de inmediato establecemos comunicación", con los gobiernos de esos países, prosiguió. López Obrador anunció que asumiría personalmente la comunicación sobre este asunto con sus pares ruso, Vladímir Putin, el chino Xi Jinping y el estadounidense Donald Trump.

5- Maduro, otro de los presidentes dispuestos a probar la vacuna 

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, comentó este domingo durante un discurso televisado que será la primera persona del país que probará la vacuna rusa Sputnik V contra el coronavirus cuando esté disponible en Venezuela.

Maduro celebró la vacuna rusa

"Сelebro la vacuna rusa y celebro que Rusia sea el primer país del mundo que va a vacunar masivamente a su población. Llegará el momento que nos vacunemos todos, el primero que se va a vacunar soy yo, ¡pum!, me voy a poner la vacuna, para dar el ejemplo", exclamó el mandatario venezolano.

Asimismo, el presidente ha añadido que después se vacunará "al personal sanitario, a las personas mayores y a las personas con algún padecimiento".

6- Médicos rusos dudan de Sputnik V

El viernes pasado se difundió un sondeo realizado a más de 3 mil profesionales médicos rusos que mostró que la mayoría de ellos no se sentirían cómodos si les inyectaran la nueva vacuna aprobada por Rusia contra el Covid-19, ante la ausencia de datos suficientes y su aprobación súper acelerada.

El sondeo fue realizado a 3.040 doctores y especialistas de salud por la aplicación "Doctor's Handbook" y citada el viernes por el diario RBC, mostró que un 52% no está dispuesto a ser vacunado, mientras que el 24,5% indicó que estaría de acuerdo en recibir la vacuna.

Sus recelos son compartidos por algunos rusos, que afirman estar muy asustados para probar la vacuna, mientras que otros coinciden con su gobierno en que el escepticismo expresado por expertos foráneos está movido por los celos.