La cantidad de personas que pidieron la ayuda por desempleo en Estados Unidos permaneció estable cerca del millón en la semana finalizada el 5 de septiembre, en una señal de una lenta recuperación del mercado laboral tras el embate de la pandemia.

Un informe del Departamento del Trabajo precisó que 884.000 personas solicitaron el subsidio por desempleo, cifra que superó levemente las previsiones de los economistas y el número de la semana previa. Esto en medio de una incipiente recuperación en la que aún falta camino por recorrer para regresar a los niveles previos a la crisis.

"Los pedidos iniciales del subsidio por desempleo se mantuvieron estables en 884.000 en la semana al 5 de septiembre, por encima del consenso de las estimaciones. Las cifras que no fueron ajustadas estacionalmente mostraron un leve incremento frente a la semana anterior, al subir 2.4% a 857.148", dijo Evan Karson en un análisis de Moody's Analytics.

Karson destacó que los pedidos de la ayuda bajo el programa Pandemic Unemployment Insurance (PUA) –que contempla a los trabajadores independientes– aumentaron un 12.2% frente al período previo, de 838.916.

"Las solicitudes semanales del PUA han crecido ahora en más de 300.000 en los últimos tres reportes", agregó.

Todas las mediciones permanecen en niveles históricamente altos cuando los contagios persisten en algunos estados y las personas desempleadas comienzan a sentir el impacto de haber perdido el beneficio adicional de U$D600 semanales sin que haya aún un acuerdo entre republicanos y demócratas para aprobar un nuevo paquete de estímulo económico.

Aunque los reclamos cayeron de un récord de los 6,86 millones a fines de marzo, los despidos persisten en todas las industrias, ya que muchas empresas han agotado los préstamos del gobierno para ayudar con los salarios y el coronavirus sigue azotando a la nación.

En julio caducó un suplemento de desempleo semanal, acreditado por el fuerte repunte de la actividad económica, que comenzó con un crecimiento récord de las ventas minoristas en mayo.

Las aerolíneas, incluidas United Airlines y American Airlines, han anunciado despidos y recortes de empleo. También se han producido despidos en empresas de equipos y servicios para yacimientos petrolíferos.

El gobierno estadounidense informó la semana pasada que la economía creó 1,371 millones de empleos en agosto, luego de agregar 1,734 millones en julio. Se han recuperado alrededor de 10,6 millones de los 22,2 millones de puestos de trabajo perdidos en la profundidad de la crisis del coronavirus.

Actualmente, los estados cuentan con fondos federales de la oficina de manejo de emergencias para entregar USD300 semanales, pero esos fondos asignados en un memorando del presidente Donald Trump podrían durar solo de cinco a seis semanas.

Esto cuando 13.4 millones de personas siguen necesitando el beneficio del desempleo de forma continua, según los datos oficiales.