El Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó dar a Sudáfrica un crédito de USD4.300 millones , el primero que el país le pide al organismo internacional en su historia democrática, para combatir el coronavirus, en momentos en que se acerca al medio millón de contagios.

Tras registrar 7.120 nuevos casos, Sudáfrica es el país del continente más afectado por la pandemia y el quinto con más contagios a nivel mundial, sumando ya 452.529, según informó hoy el Ministerio de Salud, en medio de un deterioro que comenzó cuando la nación levantó su estricta cuarentena en mayo.

Además, contabilizó otras 288 muertes en las últimas 24 horas, con lo que el total ascendió a 7.067 desde el inicio de la pandemia, agregó el ministerio en un comunicado citado por diario local Sowetan Live.

Con la economía más grande de África encaminada hacia su mayor crisis en casi un siglo, el FMI aprobó anoche conceder a Sudáfrica un préstamo de USD4.200 millones para mitigar los devastadores efectos de la pandemia.

"Los sudafricanos deben estar tranquilos de que no pusimos el país en riesgo y la soberanía está intacta", afirmó hoy el director general del Tesoro sudafricano, Dondo Mogajane, en declaraciones a la cadena radiofónica 702.

El préstamo fue aprobado a última hora de ayer por la junta directiva del FMI, reunida en Washington, y se trata del mayor desembolso realizado por el organismo a consecuencia de la pandemia a través de su Instrumento de Financiamiento Rápido (IFR). El gobierno decidió acudir al FMI por primera vez en la historia democrática de Sudáfrica ante la necesidad de fondos de emergencia para mitigar el severo impacto económico y social de la pandemia en el país, que cuenta con 57 millones de habitantes.