Un juez de la Corte Suprema de Brasil sugirió una "mordaza" para el presidente Jair Bolsonaro, quien enfrenta un pedido de juicio político por declaraciones sobre un joven desaparecido por la dictadura militar. "Para evitar declaraciones de este tipo, una mordaza", dijo el ministro Marco Aurelio Mello, del Supremo Tribunal Federal.

El caso gira en torno a Fernando Augusto Santa Cruz, militante de izquierda que desapareció en 1974 en un centro de detención de Río de Janeiro documentado por la Fuerza Aérea, pero Bolsonaro dijo que fue ultimado por sus propios compañeros de lucha. El desaparecido era el padre de Felipe Santa Cruz, presidente de la Orden de Abogados de Brasil (OAB).