El juez Luiz Fux, del Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil, suspendió las dos demandas en trámite contra el presidente del Gobierno, Jair Bolsonaro, por apología de la violación e injuria.

La decisión de suspender las demandas se debe a que, según la Constitución, el presidente de la República en el ejercicio de su cargo no puede ser procesado por hechos ajenos a su mandato. Por ello, las demandas podrán ser retomadas una vez que Bolsonaro deje el poder.

En su decisión, el juez explica que es un hecho público que Bolsonaro, de 63 años, asumió la Presidencia de la República el 1 de enero de 2019, por lo que se aplica la inmunidad temporal.