El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, anunció ayer en una conferencia de prensa que le hallaron un nódulo en un pulmón que podría ser un tumor maligno. Con este cuadro, mañana se internará para realizarse estudios y una punción para comprobar si se trata de un cáncer.

"En un estudio tomográfico se me comprobó la existencia de un nódulo pulmonar derecho con características muy firmes de que se puede tratar de un proceso maligno", reveló el mandatario, quien es oncólogo de profesión y desde hace años lleva adelante una batalla contra el tabaco en Uruguay.

En este marco, Vázquez destacó que todos los estudios y tratamientos se los realizará en el país ya que cuenta con "un cuerpo médico de excelencia y tecnología de primera", y explicó que las pruebas médicas requerirán "uno o dos días de internación esta semana y con esos estudios se conocerá el diagnóstico definitivo y eventuales tratamientos". Por esto, mañana se internará en la Asociación Española, en Montevideo.

"De aquí en más en este tema, no en los temas políticos, paso a ser un paciente y todas las referencias de los avances en el diagnóstico, en el pronóstico y lo que tengamos que hacer, lo va a realizar el médico de Presidencia", sostuvo.

El médico del presidente, Mario Zelarayán, afirmó que en entre este jueves y viernes se realizarán los estudios pertinentes, y los resultados demorarán unos 15 días en conocerse. A su vez, advirtió que sospechan que se trata de cáncer. "El nódulo tiene todas las características tomográficas de ser un cáncer maligno, pero hay que estudiarlo", alertó con cautela al diario uruguayo El País.

En cuanto a la gestión de Vázquez como presidente, el profesional de la salud remarcó que "va a seguir trabajando", porque "no hay ninguna incompatibilidad" con su tarea, la cual seguirá cumpliendo hasta el 1 de marzo de 2020, cuando termine su mandato.

"Él se siente con fuerza y con ganas de seguir trabajando; no hay ningún inconveniente", aseguró Zelarayán, y agregó que "no se descarta ningún plan terapéutico" para el tratamiento del presidente.

Según contó Álvaro Luongo, director del Instituto Nacional del Cáncer e íntimo amigo de Vázquez, el mandatario se enteró de la presencia del nódulo hace pocos días, luego de perder a su compañera de vida, María Auxiliadora Delgado, quien murió el 31 de julio.

El cuadro "es tratable" y se hará "todo lo posible por empezar lo más rápido con el tratamiento", puntualizó Luongo en diálogo con El País, quien no va a liderar el equipo que atienda al presidente pero estará cerca como amigo. "Ahora hay que seguir con los estudios endoscópicos que ya tiene coordinados para saber la histología que tiene la lesión", añadió.