El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, se reunió en la Casa Blanca con el presidente Donald Trump, para tratar los preparativos para la Copa del Mundo del 2026, que se jugará en tierras estadounidenses junto con México y Canadá.

El momento más destacado de la reunión fue cuando Infantino mostró al presidente cómo utilizan las tarjetas amarillas y rojas los árbitros en los partidos. En cuanto Trump comprendió el mecanismo de los cartones, tomó el de color rojo y se los mostró a los periodistas en tono de broma, pues antes ya había mencionado que "tal vez extienda mi mandato porque sé que ellos (reporteros) se van a aburrir".