La estable relación sino-estadounidense fomentó la innovación tecnológica en el pasado, y una relación bilateral sana en la nueva era continuará alimentando el crecimiento tecnológico global en beneficio de los pueblos del mundo, dijeron líderes de la industria de Estados Unidos.

“Es simplemente imposible imaginar un futuro brillante para nuestro planeta que no esté basado en una sana relación entre China y EE.UU.”, dijo Brad Smith, presidente de Microsoft Corporation.

En un comunicado previamente grabado que se pudo escuchar durante la cana de gala celebrada por el Comité Nacional de Relaciones EEUU-China, Smith recordó el desarrollo tecnológico de Microsoft en el mercado chino después de que la empresa fundara el centro de investigación Microsoft Research Asia en Beijing en 1998.

"Gracias a los talentos chinos y al espíritu innovador del país, este centro de investigación de clase mundial ha ampliado las fronteras de la informática continuamente”, dijo Smith.

El centro de investigación ha conseguido tecnologías punteras que han alimentado la estrategia a largo plazo de Microsoft y su visión de futuro, dijo. ‘Esta es parte de la razón por la que nos hemos centrado en apoyar aún más este puente vital entre los dos lados del Pacífico’, dijo Smith refiriéndose a la relación China-EEUU.

Tras la visita del presidente chino, Xi Jinping, a Microsoft en Seattle en 2015, la empresa ha profundizado su colaboración con el gobierno chino a diferentes niveles, y con empresas y socios académicos, añadió.

Haciéndose eco de las palabras de Smith, Paul Jacobs, presidente ejecutivo y presidente de dirección del gigante productor de chips Qualcomm Incorporated, dijo que las empresas chinas son desde hace tiempo socios muy valorados de Qualcomm con sus colaboraciones y actividades expandiéndose durante las últimas dos décadas.

Desde su entrada en el mercado chino, Qualcomm ha contribuido al desarrollo del país asiático en áreas como la manufactura, los proveedores de equipos, los desarrolladores de software y los operadores y fundidores de chips.

En los últimos años, la compañía ha fortalecido la relación a largo plazo con los principales fabricantes de móviles inteligentes de China, como Xiaomi, Vivo y OPPO.

“Hemos establecido varias empresas conjuntas y laboratorios de innovación en China para acelerar las oportunidades de beneficio para las industrias y compañías en China y en el resto del mundo”, añadió.