Un terremoto de magnitud 7,1 sacudió este jueves gran parte de Mindanao y se sintió hasta la ciudad de Zamboanga en  Filipinas a las 20:23 (hora local), lo que provocó que la gente saliera de las casas y edificios de la zona, la mayoría sin barbijos.

Un boletín del Instituto Filipino de Vulcanología y Sismología (Phivolcs) indicó que el epicentro se localizó a 231 kilómetros al sureste de la ciudad de José Abad Santos en Davao Occidental.

 

La intensidad de grado 5 se registró en la ciudad de General Santos, la Intensidad 4 en la ciudad de Davao y la Intensidad 2 en la Ciudad de Bislig, Surigao del Sur, informó el diario Inquirer.

"Casi todo Mindanao tembló después de casi cinco segundos de temblor”, advirtió Engr. Allan Rommel Labayog, analista de Phivolcs en la ciudad de Zamboanga, donde el sismo se sintió en Intensidad 3.

El movimiento sísmico, que fue de origen tectónico y tuvo una profundidad de foco de 116 kilómetros, se produjo más de un año después de la serie de terremotos destructivos que desplazaron a miles en Mindanao de octubre a diciembre de 2019. Rige el alerta por tsunami.