Durante los últimos días tembló la Tierra. Hubo terremotos en diferentes puntos del mundo, pero este sábado fue por partida cuádruple: se registraron fuertes sismos en Colombia, San Juan, la Antártida y Chile.

El sismo en la Antártida del sábado por la noche fue de 7,1 grados de magnitud y el de Chile, que sucedió apenas media hora después, fue de 5,6 grados en la escala de Richter. En el país vecino, la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) incluso emitió una alerta de tsunami y pidió evacuar las zonas costeras de todo el país.

Falsa alerta de Tsunami en Chile

Luego del terremoto, a las 20:56 un mensaje sonó en los teléfonos de los ciudadanos chilenos: la Onemi pedía evacuar todas las playas por riesgo de tsunami.

La costa de Chile a lo largo de todo el país está en plena temporada de verano, por lo que el mensaje generó pánico no sólo entre los habitantes del lugar sino entre los miles de turistas que se encuentran en la zona.

Sin embargo, la Onemi luego aclaró que no había riesgo de tsunami en Chile, sino que la alerta debía ser sólo para el área de la Antártida que pertenece a Chile. Según afirmó, el mensaje se envió por un error de digitalización y la evacuación se refería solo al territorio antártico.

“Atención. Reiteramos que no se ha declarado evacuación para el borde costero a nivel nacional, sólo para zona de playa del territorio antártico”, insistió la institución dependiente del Ministerio del Interior en su cuenta de Twitter.

El director de la Onemi, Ricardo Toro, reconoció la falla pero defendió la plataforma que informa a los habitantes trasandinos sobre estos fenómenos. El error es investigado y "puede ser de alguna empresa u operador", aseguró. Además, planteó que la plataforma “ha sido empleada muchas veces” y que lo del sábado “fue un problema puntual” que se trató de “advertir de inmediato a través de redes sociales”.

Este sistema ha funcionado siempre y ha servido para muchas evacuaciones (…) el problema sería que no hubiese funcionado. La gente tiene que pensar que es un sistema que se ha utilizado muchas veces (…) y que hoy día se produjo este error técnico”, manifestó, de acuerdo a lo informado por Biobiochile.cl.

Terremoto en la Antártida

El sismo en la Antártida tuvo una intensidad muy alta: fue de 7,1 en escala de Richter y se reportó a las 20:36 (hora local) de este sábado en el área chilena de la Antártida.

El temblor en la Antártida tuvo lugar a 210 kilómetros al este de la Base Frei, que presta apoyo a todo tipo de investigaciones científicas, y tuvo una profundidad de 10 km, según informaron el Centro Sismológico Nacional y la Onemi.

Este domingo hubo un nuevo sismo en la Antártida chilena, de 5,4 grados de magnitud, 240 kilómetros al noreste de la Base O'Higgins. Si bien aclaró que "las características del sismo no reúnen las condiciones necesarias para generar un tsunami en las costas de Chile", el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada de Chile (SHOA) advirtió que "no se descarta la posibilidad de que ocurran en forma espontánea remociones en masa producto del sismo, que podrían generar tsunamis en cuerpos de agua cercanos a su epicentro".

A raíz de la alerta del sábado para el territorio antártico, se evacuaron 80 personas desde Base Frei, 40 desde Base O’Higgins, 10 desde Base Fildes y 31 desde Base Prat. “Además, han sido evacuadas 5 bases extranjeras cercanas a Base Fildes”, apuntó la Onemi.

Además, se retiraron 40 personas de la Base Bernardo O’Higgins, gestionada por la Armada chilena, así como personal de otras bases extranjeras cercanas, y hasta ahora no se han registrado daños.

Terremoto en Chile

Sólo 30 minutos después del terremoto en la Antártida, sucedió un sismo en Chile de 5,6 grados de magnitud y 122,4 kilómetros de profundidad a las 21:07 (hora local).

El temblor en Chile se dio a 14 kilómetros al este de Farellones y 131 kilómetros al este de San Antonio, en la zona central de la cordillera de Los Andes, cerca de Santiago de Chile.

Luego del temblor fue la falsa alarma de tsunami, que asustó a la población y los turistas de la zona costera.

El SHOA informó que "las características del sismo no reúnen las condiciones necesarias para generar un tsunami en las costas de Chile", y más tarde indicó que "cancela totalmente el Estado de Precaución de Tsunami" y la "evacuación por tsunami en los sectores costeros del territorio Antártico".

Alerta de Tsunami en Chile: el pánico durante la evacuación

La alerta de tsunami provocó que miles de personas se retiren rápidamente de las playas chilenas, algunos incluso corriendo por la desesperación. Así se observó en lugares como La Serena, Cartagena, Lloca y Talcahuano. Las tres últimas fueron fuertemente golpeadas por el terremoto del 27 de febrero de 2010.

“Muchos vecinos que evacuaron, cuando se dice que esta alarma no es real no quieren volver a sus casas por el miedo a lo ocurrido durante el año 2010, cuando se dijo que no había alerta de tsunami, que podían volver a sus casas y lamentablemente tuvieron que vivir un maremoto. Por eso esta situación se debe investigar”, sostuvo Henry Campos, alcalde de Talcahuano.