El secretario de Estado de los Estados Unidos, Rex Tillerson, aseguró que el gobierno de Nicolás Maduro debe rendir cuentas ante la crisis que enfrenta Venezuela, y advirtió acerca de la creciente presencia de China en la región.

"El régimen de Maduro es el verdadero culpable y debe rendir cuentas", dijo Tillerson a propósito de la crisis económica, política y social en el país.

"Venezolanos mueren de hambre, el saqueo es común y los enfermos no reciben atención médica que necesitan. El pueblo venezolano sufre por un régimen corrupto que roba a su propio pueblo", expresó Tillerson durante un evento en la Universidad de Austin, en Texas. El jefe de la diplomacia de EE UU lamentó que Venezuela actualmente sea uno de los países más pobres del mundo, reseñó el Departamento de Estado en Twitter.

"La gran tragedia es que pudiendo Venezuela ser uno de los países más prósperos de la región, es uno de los más pobres", comentó.

Pero el funcionario fue más allá. "Yo creo que sí va habrá un cambio", dijo Tillerson al ser consultado sobre la situación en el país petrolero en la sesión de preguntas y respuestas. "Nosotros queremos que sea un cambio pacífico; un cambio de régimen pacífico siempre es mejor que la alternativa, un cambio violento".

"En la historia de Venezuela, y en la historia de otros países latinoamericanos, con frecuencia han sido los militares los que han estado a cargo de eso; cuando las cosas están tan mal, cuando los militares llegan a la conclusión de que no ya no pueden servir a los ciudadanos, entonces se las arreglan para orquestar una transición pacifica", manifestó Tillerson.

Advirtió asimismo a los países de América Latina sobre una dependencia excesiva en sus lazos económicos con China.

El jefe de la diplomacia estadounidense sostuvo que "hoy China está estableciéndose en América latina" y "usa su poder económico para poner a la región bajo su órbita", pero "la pregunta es a qué precio".

Agregó que China "ofrece la apariencia de un camino atractivo al desarrollo", pero su presencia implica "ganancias a corto plazo y una larga dependencia".

Subrayó que el país asiático "es el mayor socio comercial de Brasil, Perú, la Argentina y Chile, pero con sus prácticas injustas ha perjudicado a sectores como el manufacturero en esos países".

Asimismo, Tillerson consideró que "la creciente presencia rusa es alarmante también, porque continúa vendiendo armas y equipamiento militar a regímenes hostiles que ni comparten ni respetan los valores democráticos".

El funcionario estadounidense inició ayer una gira por Latinoamérica, que durará siete días, en los que visitará México, Argentina, Perú, Colombia y Jamaica.