El icónico Times Square de Nueva York se quedó a oscuras durante un minuto, cuando las enormes pantallas que iluminan el lugar fueron apagadas con el objetivo de denunciar la precaria situación en la que se encuentran los negocios de hotelería y las organizaciones sin fines de lucro por la pandemia del coronavirus.

Los más de 100 millones de píxeles permanecieron en negro a las 21, hora local, en la calle 46 con Broadway y en la calle 47 con la Séptima Avenida, para lanzar el mensaje de que se necesita un mayor apoyo por parte del gobierno de Estados Unidos para este sector, según anunció la Alianza de Times Square.