El presidente del Parlament catalán, Roger Torrent, viajará hoy a Bruselas para reunirse con el candidato a la investidura como presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont (JxCat), para conocer de primera mano su plan de gobierno y sus planes para ser investido, algo a lo que se opone el gobierno español.

El costo del viaje saldrá del bolsillo del propio Torrent, que aseguró que asumirá personalmente el importe.

Además de con Puigdemont, Torrent tiene previsto reunirse con los otros cuatro diputados encausados que están en Bélgica -Meritxell Serret, Toni Comín (ERC), Lluís Puig y Clara Ponsatí (JxCat)-.

El objetivo de Torrent es "poder defender los derechos de los 135 diputados" del Parlament, de los cuales ocho no pueden participar en los plenos: cinco porque están en Bélgica y tres más porque están en prisión. El presidente del Parlament propuso el lunes a Carles Puigdemont como candidato a la investidura tras reunirse con todos los grupos y constatar que es el único que puede cosechar los apoyos necesarios para ser el próximo presidente.

En la reunión de hoy ambos abordarán los detalles de la investidura, incluida la posibilidad de una eventual sesión telemática, teniendo en cuenta que si Puigdemont regresa a España será detenido.