Un total de 105 presos se fugaron ayer de una cárcel de seguridad máxima del estado brasileño de Paraíba, en el nordeste del país, como resultado de una operación de tipo comando, informaron fuentes oficiales.

De acuerdo con la Secretaria de Administración Penitenciaria (Seap) de Paraíba, 33 de los 105 detenidos que escaparon durante las primeras horas del lunes fueron recapturados pocas horas después.

Según medios locales, al presidio de seguridad máxima Romeu Gonçalves Abrantes, ubicado en la capital regional, Joao Pessoa, llegaron unos 20 hombres armados con fusiles y explosivos en cuatro coches y comenzaron a disparar contra las garitas, el alojamiento y la puerta principal.

Tras un tiroteo con agentes penitenciarios y policías, los asaltantes derribaron la puerta principal y un total de 105 presos lograron darse a la fuga.