La manada de 14 elefantes chinos que había iniciado un viaje insólito, que costó más de un millón de dólares, regresó a su hábitat nativo después de 17 meses y ya se encuentra en la reserva natural en la prefectura autónoma de Xishuangbanna Dai desde el domingo por la noche.

Manada de elefantes en china

Los elefantes recorrieron más de 500 kilómetros en China en un camino que incluyó el nacimiento de una cría y obligó al gobierno a seguirlos con drones.

Luego de las quejas que generaron a su paso, en junio, los elefantes estuvieron acompañados por un equipo de 410 personas, 374 vehículos y 14 drones que trasladaban más de dos toneladas de comida para ayudarlos a mantenerse a salvo y lejos de las áreas residenciales, donde habían causado destrozos.

Elefantes en China

Hasta el momento, los expertos desconocen el motivo por lo que los elefantes decidieron embarcar un largo viaje, pero Zhang Li, profesor de conservación de mamíferos en la Universidad Normal de Beijing, dijo al periódico estatal Global Times en junio que “los desarrollos de ingeniería humana a gran escala han exacerbado la 'isla' de los hábitats de los elefantes".

El profesor Li agregó que "las zonas de amortiguación tradicionales entre humanos y elefantes están desapareciendo gradualmente, y las posibilidades de que los elefantes se encuentren con humanos aumentan de forma natural en gran medida”. 

A lo largo del viaje que realizaron los elefantes, varias fueron las llamadas que denunciaban que los mamíferos comieron cosechas de maíz y camiones llenos de piñas. Frente a esta situación,  las autoridades chinas advirtieron a los agricultores que no cultivaran hongos venenosos para que los elefantes no los confundieran con comida.