Después de más de tres meses de negociaciones, el Consejo de Seguridad de la ONU alcanzó un acuerdo y aprobó una resolución que apoya el pedido del secretario general António Guterres de una tregua mundial durante la pandemia. 

Hasta ahora, la división entre Estados Unidos y China -enfrentados por la gestión y los orígenes de la pandemia- había hecho imposible la aprobación del texto, que finalmente salió adelante gracias a una nueva versión de compromiso impulsada en los últimos días, informó la agencia de noticias EFE.

La resolución reclama un "cese de las hostilidades general e inmediato" en todos los conflictos que figuran en la agenda del Consejo de Seguridad y que se facilite una tregua humanitaria de al menos 90 días para que todas las personas puedan protegerse y tratarse en medio de la pandemia.

Sin embargo, deja claro que la tregua no se aplica a las operaciones militares contra grupos considerados terroristas por los miembros del Consejo de Seguridad, como el Estado Islámico, Al Qaeda o el Frente al Nusra, una antigua filial de Al Qaeda en Siria.

Los 170 firmantes  apoyaron el mensaje de paz de Guterres y pidieron una  "lucha común" contra la pandemia de la Covid-19 . Un llamado dirigido a la guerra en Siria, en Yemen, en Libia y conflictos de intensividad más baja e intermitentes en África, Asia, Medio Oriente y América Latina, con Colombia.