El Tribunal Supremo Federal de Brasil decidió el jueves, por amplia mayoría, permitir que estados y municipios tengan potestad para prohibir la celebración de misas y cultos religiosos como medida preventiva para evitar contagios durante la pandemia del covid-19.

Por nueve votos a dos, el Supremo rechazó una petición del partido PSD, que habría presentado un recurso contra un decreto del Gobierno de São Paulo (sureste) que prohibió cultos y misas presenciales en templos e iglesias​​​.

El debate se prolongó durante días y en el ámbito del Supremo, la Abogacía General de la Unión (AGU), que representa al Gobierno, se manifestó pidiendo que se permitieran las celebraciones religiosas, alegando la libertad de culto.

Tras las presiones está el importante lobby de las iglesias evangélicas, con mucho poder político y que constituye una de las principales bases de apoyo del Gobierno de Jair Bolsonaro.

Fuente: Sputnik



 

Coronavirus hoy en el mundo: toda la información

 

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19