El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cuestionó al buscador de Google afirmando que ocultaba la cobertura de "medios justos" sobre él y que abordaría la situación, aunque sin entregar evidencias o detallar las acciones que podría tomar.

La compañía por su parte negó algún sesgo político en su motor de búsqueda.

El asesor económico de Trump, Larry Kudlow, afirmó más tarde a periodistas que la Casa Blanca estaba "echando un vistazo" a Google, asegurando que "harían investigación y análisis" pero sin brindar mayores detalles.

Las críticas y la amenaza de Trump de tomar acciones para restringir de alguna manera a Google marcan un nuevo ataque contra una importante firma de tecnología tras una serie de tuits sobre Amazon.com, a la que acusó de dañar a las pequeñas empresas y beneficiarse de un acuerdo favorable con el Servicio Postal estadounidense.

La semana pasada, sin mencionar firmas específicas, el mandatario había acusado a empresas de redes sociales de silenciar a "millones de personas", una vez más sin ofrecer evidencia que respaldara sus dichos.

En varios tuits, Trump dijo que los resultados de búsqueda para "Trump News" mostraban solo los informes de lo que él llama medios de noticias falsas.

 

Culpando a Google por lo que dijo que era una acción peligrosa que promovía a los principales medios de comunicación como CNN y acallaba las voces políticas conservadoras, Trump agregó que "Esta es una situación muy grave, será abordada" sin dar más detalle.

Más tarde, en declaraciones en la Casa Blanca, Trump señaló que "creo que lo que Google y otros están haciendo, si nos fijamos en lo que está pasando con Twitter, si nos fijamos en lo que está sucediendo en Facebook, es mejor que tengan cuidado porque no le pueden hacer eso a la gente".

"Creo que Google y Twitter y Facebook se están metiendo en terreno muy, muy problemático y tienen que tener cuidado. No es justo para grandes porciones de la población", agregó el mandatario.

Google dijo en un comunicado que sus búsquedas "no son usadas para crear una agenda política y no sesgamos nuestros resultados hacia ninguna ideología política (...) Trabajamos continuamente para mejorar Google Search y nunca acomodamos los resultados de búsqueda para manipular el sentimiento político".

Las acciones de Alphabet (dueña de Google) caían ayer un 0,64 por ciento a 1.248 dólares.