El presidente de EE.UU., Donald Trump, firmó  un decreto que prohíbe el acaparamiento y el aumento de precios de productos de primera necesidad mientras dure la pandemia de coronavirus en ese país.

Así lo informó la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, a través de su cuenta de la red social Twitter.

"El presidente Donald Trump acaba de firmar una orden ejecutiva para evitar el acaparamiento y el aumento de precios de los suministros necesarios en nuestra guerra contra el coronavirus. Esto envía un mensaje contundente: no permitiremos que aquellos que acaparan suministros vitales y manipulan los precios perjudiquen la salud de Estados Unidos en esta hora de necesidad", señaló  la vocera.

La epidemia del coronavirus causó en EE.UU. un faltante de diversos artículos como desinfectantes y papel higiénico, y se detectaron intentos de venderlos a precios inflados a través de Amazon, Ebay y otras plataformas similares, señaló el sitio web RT en Español.

Este domingo,  el asesor comercial de Trump, Peter Navarro, advirtió contra tales acciones e informó que el Estado puede intervenir en la distribución.

“Los agentes están ofreciendo millones de artículos, ya sean gafas, máscaras o lo que sea. Y pasas por tres intermediarios diferentes y rastreas hasta un almacén en Los Ángeles que supuestamente tiene 10 millones de máscaras y pueden cobrarle siete veces más de lo que cuestan. Eso es un aumento de precios", señaló el funcionario durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca.

"Vamos a enviarles un mensaje a los acumuladores: si obtuvieron grandes cantidades de material que este país necesita en este momento, llévenlos al mercado o envíenoslos. Le pagaremos un precio justo. Pero si no lo hacen, iremos por ustedes y nos aseguraremos de que eso no suceda en este país. Y eso sería un buen uso de la Ley de Producción de Defensa", agregó.

En una conferencia de prensa minutos después del anuncio de Grisham, Trump ha afirmado que la influencia negativa de la pandemia del covid-19 sobre la economía estadounidense no durará mucho tiempo.

"EE.UU. volverá a estar abierto para los negocios", ha dicho Trump, según Reuters. "No vamos a dejar que se convierta en un problema financiero duradero", ha señalado.