"Es el arte del robo". Así se expresó la fiscal general de Nueva York, Letitia James, al presentar una demanda contra el expresidente Donald Trump por “participar en años de fraude financiero para enriquecerse a sí mismo, a su familia y a la Organización Trump. El empresario no tardó en responder y, fiel a su estilo, apuntó directamente contra la fiscal, a la que calificó de "racista" y "desastre total".

Hace tiempo que Trump enfrenta lo que él denomina como una "caza de brujas"después de que el FBI irrumpiera en su residencia de Mar-a-Lago en busca de documentos confidenciales de la Casa Blanca. Además, también enfrenta muchos cuestionamientos por su accionar durante el ataque al Capitolio del 6 de enero de 2021. A todo eso se suma ahora la demanda por fraude y enriquecimiento ilícito.

De hecho, el expresidente calificó la demanda como otra cacería de brujas por parte de una fiscal general racista”, y agregó que “nunca pensó que se presentaría este caso, hasta que vi los números de encuesta realmente malos (de James)”.

James es “un desastre total en la lucha contra el crimen en Nueva York, pasa todo su tiempo luchando por bancos y compañías de seguros muy poderosos y bien representados, a quienes se les pagó por completo, ganaron mucho dinero y nunca tuvieron una queja sobre mí, en vez de combatir el asesinato y el crimen violento”, agregó Trump en Truth Social, su red social.

Un portavoz de la Organización Trump describió la demanda como “pura y simplemente política”. En un comunicado a Forbes, dijo que sentó un “precedente peligroso”, acusando a James de “presentar esta demanda en el último momento en un intento desesperado por complacer a los votantes”.

La nueva demanda contra Donald Trump

Después de tres años de investigación, la fiscalía acusó al expresidente de inflar falsamente su patrimonio neto en miles de millones de dólares, incluso con la ayuda de sus hijos adultos, Donald, Jr., Ivanka y Eric. “Con la ayuda de Donald Jr, Eric, Ivanka y otros acusados, Trump infló y desinfló ilegalmente su patrimonio neto en miles de millones para obtener y satisfacer préstamos, obtener beneficios de seguros y pagar impuestos más bajos”, escribió James en Twitter.

Según denunció la fiscal general de Nueva York, Trump y sus asociados "participaron en numerosos actos de fraude y tergiversación" cuando prepararon los estados financieros de Trump entre 2011 y 2021 para "enriquecerse injustamente". James aseguró que los documentos fraudulentos "fueron aprobados en los niveles más altos de la Organización Trump, incluso por el propio Sr. Trump”.

En este fraude se incluyen, por ejemplo, el famoso departamento en el centro de Nueva York,Trump Tower, y su finca en Florida, Mar-a-Lago. La demanda alega que hubo más de "200 valoraciones de activos falsas y engañosas" en el transcurso de 10 años.

¿Por qué Trump hizo todo esto? El Washington Post explicó que el expresidente manipuló flagrantemente las valoraciones de las propiedades y engañó a prestamistas, corredores de seguros y autoridades fiscales para que les otorgaran mejores tasas a los bancos, préstamos y pólizas de seguro. El objetivo final: reducir su obligación tributaria.

Además de nombrar personalmente a Trump y a tres de sus hijos, la demanda nombra a la Organización Trump y a Allen Weisselberg, el director financiero de Trump desde hace mucho tiempo que recientemente se declaró culpable de delitos fiscales, y al contralor Jeffrey McConney.

Muchos de los activos de Trump habrían sido inflados y desinflados para obtener beneficios fiscales

La investigación viene plagada de conflictos de hace rato. Trump y sus hijos lucharon una y otra vez contra las citaciones para testificar en la corte, y Trump fue declarado en desacato al tribunal y obligado a pagar 100.000 dólares en multas antes de finalmente cumplir con la citación

"El arte del robo"

James alegó que la conducta de Trump y sus asociados violó las leyes estatales civiles y penales relacionadas con el fraude y la emisión de estados financieros y registros comerciales falsos. Por eso, ahora busca una multa de 250 millones de dólares contra el expresidente y, además solicitó que el tribunal prohíba definitivamente a los Trump servir como funcionarios de empresas registradas en Nueva York. Su oficina también hará una referencia criminal al Departamento de Justicia de los Estados Unidos.

No hay dos conjuntos de leyes para las personas en esta nación: los expresidentes deben cumplir con los mismos estándares que los estadounidenses comunes”, declaró James. Para el Financial Times, la demanda representa "una acción legal extraordinaria contra un expresidente estadounidense que sigue siendo la figura más poderosa del partido republicano y contempla otra candidatura a la Casa Blanca".

La fiscal calificó el patrón de fraude en la Organización Trump como "asombroso". En una burla a Trump y sus famosas memorias, James concluyó: “Afirmar que tenés dinero que no tenés no equivale al Arte de la Negociación. Es el arte del robo”.