El secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, fue despedido después de meses de tensas relaciones con el presidente Donald Trump , quien a veces usaba tweets para desacreditar el trabajo del ex CEO de Exxon Mobil Corp. en la diplomacia internacional.

La decisión se produce cuando Trump está a punto de iniciar conversaciones históricas y de alto riesgo con el líder norcoreano Kim Jong Un. Trump dijo que nomina al director de la CIA Mike Pompeo para reemplazar a Tillerson.

La vicedirectora de la CIA, Gina Haspel, sucederá a Pompeo y se convertirá en la primera mujer en dirigir la agencia, dijo Trump. "Me enorgullece nominar al director de la Agencia Central de Inteligencia, Mike Pompeo, para ser nuestro nuevo Secretario de Estado", dijo Trump en un comunicado.

"Como director de la CIA, Mike se ha ganado los elogios de los miembros en ambos partidos mediante el fortalecimiento de nuestra recopilación de inteligencia, la modernización de nuestras capacidades defensivas y ofensivas y la creación de vínculos estrechos con nuestros amigos y aliados en la comunidad internacional de inteligencia", dijo Trump.

La relación entre Trump y Tillerson se encontraba deteriorada desde hace tiempo. La última vez que públicamente fue notorio dicho distanciamiento fue precisamente con el anuncio de la invitación de Kim Jong Un a Trump para una reunión sin precedentes sobre su programa nuclear. Tillerson estaba en ese momento de viaje a África y no estaba al tanto de esas conversaciones.