El presidente Donald Trump advirtió que si bien Estados Unidos quiere llegar a un acuerdo comercial con China, si ambas partes no pueden resolver sus disputas, él volverá a aplicar aranceles.

Trump anticipó que su equipo de asesores encabezado por el representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, determinará si un "acuerdo CONCRETO" con China es posible. "Si lo es, lo haremos", dijo Trump vía Twitter. "Pero si no, recuerden, soy un hombre arancel", agregó.

El presidente republicano sostuvo además la posibilidad de una extensión de la tregua comercial de 90 días que acordó durante el fin de semana con su par chino, Xi Jinping.

"Las negociaciones con China ya han comenzado. A menos que sean extendidas, terminarán 90 días después de la fecha de nuestra maravillosa y muy cálida cena con el presidente Xi en Argentina", indicó Trump en otro tuit.

Trump y Xi pautaron un cese al fuego en una guerra comercial que ha interrumpido el flujo de cientos de miles de millones de dólares en bienes entre las dos economías más grandes del mundo, debido a una escalada de aranceles mutuos a las importaciones.

Los mandatarios acordaron el sábado dejar en suspenso la aplicación de nuevos aranceles por 90 días, a partir del 1 de diciembre, mientras negocian un pacto para poner fin a sus disputas comerciales.

Trump agregó que se supone que China comenzará a comprar "inmediatamente productos agrícolas y otros".

Estados Unidos espera acciones inmediatas de China en temas comerciales tras el acuerdo alcanzado el sábado, incluyendo rebajar aranceles sobre automóviles y medidas contra el robo de propiedad intelectual y transferencias forzadas de tecnología, dijo el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow.