El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó hoy que millones de inmigrantes indocumentados comenzarán a ser deportados la semana próxima, revelando un plan que podría reforzar su base de votantes poco antes de lanzar su campaña de reelección.

El servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) dará inicio la semana próxima al "proceso de deportar a los millones de extranjeros ilegales que lograron ingresar ilegalmente a Estados Unidos", dijo Trump en un par de tuits matinales. "Serán deportados tan pronto como entren", dijo.

Trump no dio más detalles, pero la cadena CNN y otros medios afirmaron que el esfuerzo se centrará en más de 1 millón de personas que ya han recibido órdenes definitivas de deportación pero que siguen residiendo en Estados Unidos.

Los medios citaron a funcionarios que hablaron bajo condición de anonimato.

Más temprano, otros funcionarios citados por los medios afirmaron que la operación no era inminente, y que los agentes del ICE no estaban al tanto de que el presidente iba a ser públicos por Twitter planes sensibles sobre medidas punitivas contra indocumentados.

Es inusual que los organismos migratorios anuncien redadas u operativos en busca de inmigrantes ilegales antes de llevarlos a cabo.

Varios funcionarios del gobierno de Trump han dicho en público que medidas de alto impacto -como arrestos masivos- pueden servir como disuasión para aquellos migrantes que desean viajar y entrar a Estados Unidos de manera ilegal.

El jefe en funciones del ICE, Mark Morgan, dijo en una entrevista este mes que el gobierno se disponía a aplicar medidas contra los indocumentados, incluyendo la deportación de familias, pero dijo que todo se haría de manera "humana". Según estimaciones, en Estados Unidos hay un total de 12 millones de inmigrantes indocumentados, principalmente de México y Centroamérica.

Trump ha amenazado con adoptar una serie de fuertes medidas en su intento de contener el flujo de migrantes centroamericanos que ingresan a Estados Unidos por su frontera con México, que ha aumentado de manera drástica durante su Presidencia.

La semana pasada, el mandatario dio marcha atrás en su amenaza de imponer aranceles a todas las importaciones mexicanas luego de que México acordó desplegar su Guardia Nacional para frenar a los migrantes y redoblar la cooperación migratoria bilateral.

Ayer, el gobierno mexicano afirmó que el número de migrantes que llega a diario a la frontera con Estados Unidos cayó a 2.600, respecto de los 4.200 que se registraban hace tres semanas.

La inmigración ilegal fue uno de los caballitos de batalla de Trump durante su campaña presidencial de 2016, y se espera que vuelva a hacer hincapié en la cuestión para consolidar sus bases de apoyo de cara a los comicios del año próximo.

Trump lanzará esta noche formalmente su campaña a la reelección con un acto en Orlando, Florida, un estado crucial para llegar a la Casa Blanca y para preservarla.

En otro de sus tuits de hoy, en claro modo electoral, el presidente aseguró que los políticos de la oposición demócrata son "los únicos que no harán nada" ante la afluencia de migrantes y los residentes extranjeros ilegales.

Ver más productos

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos