El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden dio la bienvenida esta noche a la liberación de la ayuda gubernamental para su equipo de transición, luego de que el actual mandatario, Donald Trump, anunciara que instruyó a su equipo a iniciar el proceso del traspaso de mando que culminará el próximo 20 de enero.

Trump, que hasta este momento nunca reconoció explícitamente la victoria de Biden y denunció fraude en numerosas ocasiones, dio este lunes un aparente indicio de que aceptará su derrota electoral y comenzará el proceso de transición con su vencedor, al anunciar en Twitter que "recomienda" que la titular de la Administración de Servicios General (GSA, por sus siglas en inglés), Emily Murphy, "haga lo que sea necesario con respecto a los protocolos iniciales y que le ha dicho a su equipo "que haga lo mismo".

"Quiero agradecer a Emily Murphy de GSA por su firme dedicación y lealtad a nuestro país. Ella ha sido acosada, amenazada y abusada, y no quiero que esto le suceda a ella, su familia o empleados de GSA. Nuestro caso continúa (...) Sin embargo, en el mejor interés de nuestro país, recomiendo que Emily y su equipo hagan lo que sea necesario con respecto a los protocolos iniciales, y le he dicho a mi equipo que haga lo mismo", escribió Trump.

"Nuestro caso continúa firme, continuaremos la lucha y creo que prevaleceremos", agregó Trump de todos modos, con lo que dio a entender que seguirá con su pelea judicial en pos de denunciar el supuesto fraude en su contra, para el que hasta ahora no ha aportado pruebas.

Por su parte, Biden, celebró la decisión Trump de recomendarle a las autoridades que inicien los protocolos destinados a emprender una "transferencia de poder pacífica", adelantada por el mandatario saliente en Twitter.

Biden dijo en un comunicado que Murphy, jefa de la Administración General de Servicios "ha confirmado al presidente electo Joe Biden y la vicepresidenta electa Kamala Harris como los aparentes ganadores de las elecciones, proporcionando a la administración entrante los recursos y el apoyo necesarios para llevar a cabo una transferencia de poder tranquila y pacífica".

Murphy, que rechazó haber actuado bajo presión política, se había negado desde el 3 de noviembre a liberar el paquete de ayuda que su agencia maneja para el equipo de Biden.

Se certificó la victoria demócrata en Michigan

Trump hizo el anuncio luego de que se conociera que los funcionarios electorales del estado Michigan habían certificado oficialmente los resultados de las elecciones presidenciales, que le otorgaron al demócrata la victoria y los 16 votos electorales en juego.

La Junta Estatal de Encuestas de Michigan votó 3-0 para certificar los resultados de la elección del 3 de noviembre, con los demócratas de la junta y uno de los republicanos votando a favor, mientras que el otro miembro republicano se abstuvo, reseñaron las agencias de noticias Sputnik y Europa Press.

La secretaria de Estado de Michigan, Jocelyn Benson, dijo que se llevará a cabo una auditoría postelectoral después de la certificación final del ganador, de acuerdo con los votos emitidos y contados.

También, más temprano, el presidente del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Richard Neal, le había instado a Murphy a que certificara sin demora el resultado de las elecciones presidenciales.

"Le escribo para pedirle que determine de inmediato que Joe Biden y Kamala Harris son los candidatos elegidos para el cargo de presidente y vicepresidente", escribió Neal, un demócrata del estado de Massachusetts, en el noreste del país, informó Sputnik.

Neal agregó que la continua negativa a proporcionar al equipo de transición del candidato demócrata acceso a servicios e instalaciones clave, descritos en la Ley de Transición Presidencial de 1963, debilita la capacidad de la nueva administración para hacer frente a la pandemia de coronavirus.

"El 7 de noviembre de 2020, casi todas las grandes agencias de noticias declararon al presidente electo Biden y a la vicepresidenta electa Harris claros ganadores de las elecciones. Desde entonces, no ha habido pruebas que pongan en tela de juicio esos resultados, y Donald Trump no ha podido probar ningún camino legal hacia la victoria", dice la carta.

En cambio, agrega, el margen de victoria de los demócratas "solo ha crecido", alcanzando la fórmula presidencial 306 votos del Colegio Electoral y casi 6 millones de votos más que Trump en el voto popular.

"Frente a estos hechos, es claro sobre qué base se sigue negando que Joe Biden y Kamala Harris son los candidatos seleccionados para el cargo de presidente y vicepresidente", concluye.