El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió a insistir, sin pruebas, en que el voto por correo puede llevar a un fraude en los comicios de noviembre, y se negó a decir si aceptará el resultado de las elecciones.  

"Tendré que verlo. No voy a decir simplemente que sí, no voy a decirlo, y tampoco lo hice la última vez", dijo Trump al ser consultado sobre si aceptará una posible derrota en noviembre, durante una entrevista con la cadena Fox News.

El mandatario se refería a sus propias declaraciones de octubre de 2016, cuando rehusó comprometerse a acatar los resultados de los comicios de ese año en caso de que ganara su rival demócrata, la ex secretaria de Estado Hillary Clinton.

En esta ocasión, Trump lleva semanas desacreditando el método de voto por correo, que muchos estados han facilitado en el contexto de la crisis del coronavirus, al denunciar que eso puede llevar a un fraude electoral, algo sobre lo que no hay ninguna prueba.

"Creo que el voto por correo va a amañar las elecciones, realmente lo creo", aseguró el mandatario en la entrevista.

Trump reconoció que él no es "un buen perdedor" porque no le "gusta" perder, y restó credibilidad al aluvión de encuestas que conceden una ventaja considerable a su probable rival en noviembre, el exvicepresidente y virtual candidato demócrata Joe Biden.

"No creo que vaya a perder. ¿Sabe cuántas veces me han dado por derrotado? (...) No estoy perdiendo, porque esas son encuestas falsas, fueron falsas en 2016 y ahora son todavía más falsas", zanjó.

Un sondeo de Fox News da a Biden ocho puntos de ventaja, mientras que una publicada por el diario Washington Post y la cadena ABC, sitúa al candidato demócrata 15 puntos por delante de Trump.