El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, informó que su homólogo estadounidense, Donald Trump, le dijo que su gobierno no impondrá nuevos aranceles al acero y al aluminio de su país, como había anunciado a principios de este mes.

"Tuve una conversación telefónica hace unos momentos con Donald Trump (à) Fue convencido por mis argumentos y decidió decirles a todos los brasileños que nuestro acero y aluminio no se verán afectados por más aranceles", comentó Bolsonaro durante un video en vivo de Facebook, según publicó la agencia Reuter.

La charla fue confirmada poco después por el propio Trump. "Acabo de mantener una gran llamada con el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. Hemos discutido muchos temas, entre ellos el comercio. La relación entre Estados Unidos y Brasil jamás ha sido tan estrecha", escribió el estadounidense, también en Twitter, confirmando así la marcha atrás a su amenaza de imponer aranceles de 25% sobre el acero, y de 10% sobre el aluminio.

Anteriormente, el jefe de Estado norteamericano había anunciado los impuestos al acero de Brasil y Argentina a través de un tuit el 2 de diciembre, en el que acusó a los países sudamericanos de devaluar sus monedas perjudicando a los agricultores estadounidenses.

En aquel momento Trump señaló que dichas prácticas afectan a los agricultores estadounidenses y pidió a la Reserva Federal estadounidense tomar medidas para evitar que otros países devalúen sus monedas, según publicó Elintranews.com.

No es la primera vez que la gestión republicana amenaza con la aplicación de sanciones o aranceles a otros países, como un acto de represalia, para generar cambios que favorezcan a la economía de su país. Tal anuncio colocó en incertidumbre a los inversores, a principios de mes, pues no saben si los acuerdos que Trump alcance con otros países durarán o qué naciones o productos atacará próximamente.

" Brasil y Argentina han presidido una enorme devaluación de sus monedas, lo que no es bueno para nuestros agricultores. Por lo tanto, con efecto inmediato, reimpondré los aranceles sobre todo el acero y aluminio que sea enviado a Estados Unidos por parte de esos países", expresó el presidente estadounidense al comenzar el último mes del año.

Bolsonaro atribuyó la amenaza de Trump a una estrategia electoral, y anticipó que hasta que la restricción comercial no fuera anunciada y aclarada, no consideraba necesario entrar en contacto directo con el estadounidense para discutir el asunto.

noticias relacionadas