El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió a dar la nota este martes en el Congreso junto con la líder demócrata Nancy Pelosi, cuando mantuvieron un fuerte cruce de gestos políticos: él le negó el saludo, y ella rompió una copia del discurso que dio el mandatario frente a los legisladores.

Trump ingresó al recinto para dar el tradicional discurso sobre el Estado de la Unión, en el marco de una ceremonia que se realiza anualmente. Ante los aplausos de los republicanos, procedió a entregarle una copia a su vicepresidente, Mike Pence, y a Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes.

Sin embargo, cuando ella le extiende la mano para saludarlo, él la ignora y la demócrata permanece unos segundos sorprendida ante la situación.

Al finalizar el discurso, Pelosi es quien responde al gesto. Ubicada detrás de Trump y al lado de Pence, mientras el presidente recibe una ovasión, toma su copia del documento y rompe las hojas reiteradas veces, asegurándose de que lo que estaba haciendo era captado por las cámaras que transmitían en vivo.

Al ser consultada por la prensa por qué lo hizo, Pelosi dijo que “era lo más cortés, considerando la alternativa”. “Qué discurso más sucio", remarcó. Luego, afirmó a Fox News: “Lo rompí. Estaba tratando de encontrar una página con la verdad. No pude”.

Mientras Trump hablaba, la líder demócrata también frunció el ceño en repetidas ocasiones, sacudió la cabeza y sonrió irónicamente, en especial cuando el presidente se atribuyó protecciones de salud a las condiciones médicas preexistentes que su gobierno busca retirar.

En su cuenta de Twitter, la presidenta del Congreso resaltó que "los demócratas nunca dejarán de extender la mano de la amistad para hacer el trabajo para el pueblo. Trabajaremos para encontrar un terreno común donde podamos, pero nos mantendremos firmes donde no podamos".

Trump fue llevado a un juicio político por la Cámara de Representantes hace seis semanas y el episodio con Pelosi ocurre un día antes de que el Senado vote la casi segura absolución del presidente por los cargos de abuso de poder y obstrucción de la justicia. En este contexto, Trumo se despachó varias veces contra Pelosi con insultos machistas y degradantes, como "la loca Nancy" o "la nerviosa Nancy".

Luego del episodio que ambos protagonizaron el martes, La Casa Blanca consideró que con su gesto la demócrata insultó a los ciudadanos estadounidenses que Trump reconoció en su discurso, tales como un aviador veterano, una bebé prematura y una familia militar en duelo. “Ese es su legado”, cuestionó la institución.

Por su parte, el Secretario de Estado, Mike Pompeo, se burló mediante un tuit al publicar una foto de Lisa Simpson en la que el personaje de dibujos animados llora mientras rompe un papel.