El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, calificó de "morosos" a los países de la OTAN que no destinan el 2% de su Producto Interior Bruto (PIB) al gasto en Defensa, y pidió que suban esa cifra hasta el 4%, en la primera jornada de la cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte.

"Son morosos en lo que a mí respecta porque Estados Unidos ha tenido que pagar por ellos", afirmó el mandatario. "Muchos países no están pagando lo que deberían y, francamente, nos deben una tremenda cantidad de dinero de años atrás", dijo Trump durante un desayuno informativo con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, previo a la cumbre de líderes de la Alianza del Atlántico que se celebra en Bruselas.

En 2014, los países de la OTAN acordaron destinar el 2% de sus respectivos productos interiores brutos a la Defensa en el plazo de una década. No obstante, en los últimos meses, el presidente norteamericano ha vuelto a poner de relieve el acuerdo, exigiendo que se cumpla lo antes posible y convirtiéndolo en una de sus principales cruzadas en sus políticas europeas.

El estadounidense también cuestionó a Alemania. "Por si fuera poco, Alemania está pagando un poco más del 1% de su PIB, mientras que Estados Unidos, en cifras reales, paga un 4,2% de un producto interior bruto mucho más grande", aseguró. "Es muy injusto con nuestro país, creo que esos países deben aumentar (el gasto militar) no en un periodo de diez años, sino inmediatamente", afirmó. De hecho, agregó que Alemania es "un país rico" y podría incrementar "mañana" la inversión sin problema.

Durante el encuentro con Stoltenberg, el mandatario estadounidense también acusó al país germano de estar "totalmente controlado" por Rusia por la energía que recibe desde ese país y, en particular, por el proyecto de gasoducto Nord Stream II, que conectará próximamente de manera directa ambos países.

Trump consideró "muy triste" que Alemania haga un acuerdo "masivo" de gas y petróleo con Rusia, mientras "se supone" que Estados Unidos debe proteger a sus aliados frente a Moscú.

"Alemania está totalmente controlada por Rusia, recibirá entre el 60% y el 70% de su energía de Rusia en el nuevo gasoducto", dijo Trump, quien ve el acuerdo como algo malo para la OTAN.

Respuesta alemana

La canciller alemana, Angela Merkel, horas después de que el presidente de los Estados Unidos calificase a Berlín de "rehén" de Rusia, aseguró que su país es libre e independiente y decide sin injerencias externas su política. "Yo he vivido personalmente que una parte de Alemania fuera controlada por la Unión Soviética. Y estoy muy agradecida de que ahora estemos unidos en libertad en la República Federal. Por eso podemos decir que hacemos nuestra propia política independiente y tomamos independientemente nuestras decisiones", afirmó al llegar a la cumbre de líderes de la OTAN en Bruselas.

Merkel también puntualizo que Alemania es uno de los países que participa de manera más activa en las misiones de la OTAN y destacó especialmente su contribución a las operaciones en Afganistán.