Con acusaciones por el origen del coronavirus, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que su país podría "cortar toda relación" con China por la forma en que encaró el manejo de la pandemia.

"Hay muchas cosas que podríamos hacer al respecto, podríamos cortar toda la relación. Ahorraríamos 500 mil millones de dólares", lanzó durante una entrevista con la cadena Fox con respecto al país gobernado por Xi Jinping.

Trump advirtió que tiene sobre la mesa un amplio menú de opciones respecto a su vínculo económico con China: entre otras cosas, está considerando imponer requisitos más estrictos a las compañías de ese país que cotizan en las bolsas de valores estadounidenses.

Según el mandatario, su administración busca "con mucha fuerza" exigir a las compañías chinas que sigan los estándares impositivos y de contabilidad vigentes en el país norteamericano.

Por otra parte, enfatizó la necesidad de "tener un dólar fuerte", un día después de que se reforzara la moneda estadounidense y luego de que el jefe de la Reserva Federal, Jerome Powell, rechazara la idea de tasas de intereses negativas.

Trump prometió que la tasa de desocupación en el país no descenderá por debajo del 10% antes de septiembre. Además, prevé que la economía vivirá "una transición" en el tercer trimestre de este año y que Estados Unidos "será de nuevo fuerte" en 2021.