El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sugirió que los gobernadores de los estados deberían "considerar seriamente" reabrir las escuelas públicas antes del fin de ciclo lectivo de junio.  Su país continúa siendo el foco mundial de la pandemia de coronavirus.

El mandatario, que ya había sido el centro de críticas por su recomendación de utilizar una "inyección desinfectante" para combatir el coronavirus,  volvió a despertar indignación por los comentarios que realizó durante una videollamada con gobernadores este lunes para discutir formas de levantar restricciones a los movimientos y a las actividades productivas

"Algunos de ustedes deberían empezar a pensar en la apertura de escuelas, porque mucha gente quiere que se abran las escuelas. No es un gran tema, los chicos han respondido muy bien en este desastre que hemos atravesado todos", aseguró el magnate.

Los dichos de Trump llegan en momentos en que el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades del país trabaja para finalizar los lineamientos de lo que será la reactivación de la economía, paralizada por la pandemia.  Sin embargo, los funcionarios de educación afirman que reabrir los establecimiento educativos "podría traer muchos perjuicios y pocos beneficios", mientras que recomendaron que no se reanude hasta septiembre. 

Además, y en respuesta a los comentarios del magnate, el sindicato docente "Federación Estadounidense de Maestros", se opuso a la vuelta de clases: "todavía resta mucho trabajo por hacer antes de que las escuelas puedan abrir de manera segura".

Estados Unidos continúa siendo el foco de la pandemia a nivel mundial. Con 1303 muertes registradas en las últimas 24 hors, la cifra de fallecido ya trepa a 56.634, mientras que el número de contagios se ubica por encima de los 987.000.