El presidente estadounidense Donald Trump, quien prometió trabajar con los demócratas para proteger a los “Dreamers” —jóvenes que fueron ingresados ilegalmente a Estados Unidos cuando eran niños—, pidió a cambio dinero para financiar y completar el muro fronterizo con México.

La lista de Trump sobre los “principios” para la inmigración, establecida en un documento al que accedió Reuters, probablemente sea insatisfactoria para los demócratas, que buscan una solución legislativa para el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) que Trump finalizó el mes pasado.

La propuesta, que fue presentada a los líderes de ambos partidos mayoritarios en el Congreso, incluye medidas contra el ingreso de menores no acompañados a Estados Unidos, que principalmente provienen de América Central.

La Casa Blanca quiere que la lista guíe la reforma de inmigración en el Congreso y acompañe un proyecto para reemplazar al DACA, un programa de la era del expresidente Barack Obama que protegió a casi 800,000 “Dreamers” de la deportación y también les permitió conseguir permisos de trabajo.

La inclusión del financiamiento del muro fronterizo en la lista podría llevar a los demócratas a acusar a Trump de deshacer sugerencias previas de que separaría el tema del muro de una iniciativa para ayudar a los beneficiarios del DACA.

De aplicarse, las prioridades de la Casa Blanca podrían resultar en la deportación de los padres de los “Dreamers”.

Las propuestas también incluyen un pedido de fondos para contratar 370 jueces de inmigración adicionales; 1,000 abogados para el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés); 300 fiscales federales y 10,000 agentes adicionales del ICE para poner en vigor las leyes de inmigración.

“El presidente ha dejado en claro que quiere que el Congreso actúe y apruebe una reforma de inmigración responsable en conjunto con cualquier legislación relacionada al DACA”, dijo la portavoz de la Casa Blanca Lindsay Walters.

El cambio en la política de inmigración que plantea Trump apunta también a una radical modificación del reparto de visados, que apostaría ahora por el sistema de “méritos”. Además de terminar con la llamada “inmigración en cadena”, basada en la consecución de la residencia permanente basada en los vínculos familiares