El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se adjudicó un 10 por su respuesta frente a la devastación causada en septiembre pasado por el huracán María en Puerto Rico, en medio de una visita del gobernador de la isla, Ricardo Roselló, quien pidió un trato igualitario para sus representados.

“Un 10”, respondió sin dudar Trump, cuando un periodista le preguntó qué nota se daría por su gestión de la crisis tras el paso del ciclón en Puerto Rico, algo por lo que el mandatario fue muy criticado por no actuar de la misma manera que en Texas y Florida, tras el paso de sendos huracanes.

Trump insistió en que hicieron “un gran trabajo”, en Puerto Rico, pese a la presencia de Roselló, con quien había mantenido algunos cruces verbales por la gestión de la crisis.