El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que él le ganaría a Oprah Winfrey si se enfrentan en las elecciones de 2020, lo que no hizo más que alimentar los rumores sobre una posible candidatura de la popular estrella de televisión, tras su explosivo discurso en la entrega de los premios Globos de Oro.

"Yo podría ganarle", pronosticó, seguro, el mandatario antes de comenzar una reunión sobre inmigración con un grupo de 12 congresistas republicanos y demócratas en la Casa Blanca, y sus palabras le dieron entidad a un tema que comenzó como un chiste y no para de crecer.

Trump después le restó importancia al tema: "No creo que Oprah se presente", dijo, pero igual continuó coqueteando con la idea: "Va a ser muy divertido. Me gusta Oprah, yo hice uno de sus últimos shows", recordó.

Aunque el mandatario jugó con el tema, otros en Washington sí piensan que Oprah -como la conocen todos los estadounidenses- podría ser una candidata presidencial en 2020.

Estrategas del opositor Partido Demócrata reconocieron que es perfectamente posible que la famosa de 63 años conductora sea candidata e incluso que gane, aunque destacaron que Oprah debería antes estar preparada para sacrificar su popularidad.

Pese a no tener experiencia en la arena política, Oprah se instaló en el centro del debate en Washington con su discurso en los premios Globos de Oro el domingo pasado.

A lo largo y ancho del país, muchos demócratas dijeron que ven en Oprah -que creció en la pobreza en Massachusetts y hoy es la mujer negra más rica de Estados Unidos- algunas de las cualidades que buscan en un candidato presidencial.

Pese a su popularidad y a sus esporádicos coqueteos con algunos funcionarios demócratas, principalmente durante el gobierno de Obama, Oprah nunca abandonó el ámbito de la industria televisiva y cinematográfica. El discurso precisamente fue en una gala de premios del mundo del espectáculo.