El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió a cargar contra China y exigió ante Asamblea General de Naciones Unidas (ONU), responsabilizar al gigante asiático por "ocultar datos del Covid-19" en inicio de la pandemia.

"Las Naciones Unidas deben hacer responsable a China por sus acciones", señaló el mandatario en el discurso grabado que fue difundido este martes en Nueva York. 

Para Trump, el gobierno de Xi Jinping "sólo veló por sus propios intereses" cuando el virus apareció por primera vez en la ciudad de Wuhan a finales del año pasado.

"El gobierno chino, y la Organización Mundial de la Salud (OMS) que está virtualmente controlada por China, declararon falsamente que no había evidencia de transmisión de humano a humano", repasó el magnate en un tono de campaña de cara a las elecciones del 3 de noviembre. 

En la misma línea, volvió a posicionarse en contra de la administación de Nicolás Maduro, en Venezuela, de Cuba y Honduras. 

"Hemos llegado a históricas alianzas con México, Guatemala, Honduras y El Salvador para detener el tráfico de personas. Y estamos defendiendo al pueblo de Cuba, Nicaragua y Venezuela en su justificada lucha por la libertad“, precisó Trump.

Por su parte, el presidente de China, Xi Jinping, no se hizo eco de las críticas del magnate y descartó tener intenciones en querer trazar '"una guerra fría o una caliente" con ningún país.

"No buscaremos desarrollarnos solo a nosotros mismos o participar en juegos de suma cero", señaló Xi Jinping

"Continuaremos reduciendo diferencias y resolviendo disputas con otros a través del diálogo y la negociación. No buscaremos desarrollarnos solo a nosotros mismos o participar en juegos de suma cero", enfatizó el líder chino. 

Además, Xi aseguró que su país "hará que las vacunas Covid-19 estén disponibles como bien público mundial", y anticipó que se proporcionarán a los naciones en desarrollo de "manera prioritaria".

"Cualquier intento de politizar la pandemia de Covid-19 debe rechazarse. El mundo debe seguir la guía de la ciencia para combatir la pandemia. Es natural que los países tengan diferencias, pero deberían abordarlas a través del diálogo", consideró el presidente chino.