El presidente de Estados Unidos, Donald Trump y su par de Corea del Sur, Moon Jae-in, subrayaron la necesidad de mantener la vía diplomática para reanudar conversaciones con Corea del Norte en torno a su programa nuclear, después de una fallida cumbre entre Washington y Pyongyang en febrero. En una rueda de prensa en la Oficina Oval de la Casa Blanca, Trump sostuvo que había discutido con Moon "ciertos temas humanitarios" y la posibilidad de que Corea del Sur ayude a su vecino con alimentos, pero no avanzó más respecto de las sanciones que se aplican a la administración de Kim Jong-un.

Trump dijo que su relación con el líder norcoreano, era sólida y expresó su deseo de que ambos pudieran encontrarse por tercera vez. Ambos mantuvieron dos encuentros, uno en Hanoi y otro en Singapur, en las que el presidente de Estados Unidos planteó la suspensión de las pruebas nucleares y misilísticas de Pyongyang, aunque ha avanzado poco en el objetivo de la desnuclearización.

"Esperamos que al final tengamos una buena solución ... para el mundo", sostuvo Trump, quien también aseguró que las sanciones contra Corea del Norte se mantendrán tal como están ahora.

"Tenía la opción de incrementarlas significativamente, pero no quise hacerlo por la relación que tengo con Kim Jong-un", dijo el presidente. Moon, por su parte, dijo que no considera que la cumbre de Hanói, celebrada en febrero, hubiera sido un fracaso, al describirla como parte de un "proceso" más prolongado en los diálogos con Corea del Norte.

Añadió que está de acuerdo con Trump en el "objetivo final" de la desnuclearización total por parte de Corea del Norte.

El diálogo entre Estados Unidos y Corea del Norte lleva estancado desde finales de febrero, cuando la segunda cumbre entre Trump y Kim Jon-un, celebrada en la capital de Vietnam, se cerró sin acuerdo con respecto al proceso para desnuclearizar a Corea.

"Yo disfruto de las cumbres, disfruto de estar con el líder (Kim), pero hay que ir paso a paso", afirmó el mandatario, citado por la agencia de noticias EFE. Trump opinó que "también" sería posible que se programe un nuevo encuentro entre Moon y Kim, en lo que sería la cuarta cumbre intercoreana en un año.

"El presidente Moon hará lo que sea necesario, él ha hecho un trabajo excelente y es un gran aliado", añadió.

El mandatario estadounidense abrió además la puerta a cerrar "acuerdos más pequeños" con Corea del Norte que no tengan necesariamente que ver con la desnuclearización.

"Hay varios acuerdos más pequeños que quizá podrían ocurrir. Podrían pasar cosas. Podríamos resolver piezas paso a paso. Pero en este momento estamos hablando del gran acuerdo, y el gran acuerdo es que tenemos que deshacernos de las armas nucleares" norcoreanas, indicó Trump.