Turquía inició ayer, bajo el nombre de "Operación Fuente de Paz", la ofensiva militar en Siria contra las milicias kurdosirias, anunció en Twitter el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

"Las Fuerzas Armadas turcas han iniciado, junto con el Ejército Nacional Sirio, la operación Fuente de Paz en el norte de Siria", indicó el jefe de Estado turco en la red social, utilizando el nuevo nombre de las milicias sirias aliadas con las tropas turcas y anteriormente conocidas como "Ejército Libre de Siria".

La ofensiva militar turca en el noreste de Siria llega después de que Estados Unidos haya anunciado la retirada de las fuerzas militares estadounidenses desplegadas en la zona para apoyar a las FDS en sus operaciones contra Estado Islámico. Damasco ya ha advertido de que responderá "con todos los medios posibles".

Poco después del anuncio, aviones turcos han comenzado a bombardear "intensivamente" en el noreste de Siria. Los kurdos aseguran que se está produciendo un "gran pánico entre la gente de la región" y que el bombardeo se ha enfocado en cuatro ciudades del norte ù Tal Abyad, Serê Kanye (Ras al Ain), Qamishli y Ain Issaù. Al menos dos civiles murieron y otros dos resultaron heridos, según fuentes kurdas. "Dos civiles perdieron la vida y otros dos resultaron heridos en ataque aéreo turco contra la aldea de Misharrafa, en el oeste de Ras al Ain", en el norte de Siria y en la frontera con Turquía, informó el Centro de Coordinación y Operaciones Militares de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza liderada por kurdos.