El gobierno de Ucrania prorrogó hasta el próximo 31 de julio la cuarentena impuesta para frenar la propagación del coronavirus tras un rebrote de la pandemia, informó el primer ministro Denis Shmigal.

“Tomando en cuenta el incremento de casos de coronavirus, extenderemos la vigencia de la cuarentena adaptable hasta el 31 de julio”, dijo el premier durante una reunión de gabinete, según un comunicado oficial. Para Shmigal, la flexibilización de la cuarentena fue interpretada por muchos como el levantamiento de todas las restricciones, por lo que “hoy tenemos un resultado lamentable”, explicó. 

En palabras del premier, en la última semana 4.835 personas se contagiaron de Covid-19, la tasa más alta registrada en Ucrania. Entre esos infectados se encuentra la esposa del presidente Vladimir Zelenski y primera dama, Elena Zelenskaya, de 42 años, quien fue ingresada ayer a un hospital de Kiev con una neumonía bilateral.

“Entiendo que la gente está cansada de la cuarentena, pero actualmente no existe otra forma más efectiva de frenar la propagación del virus”, argumentó Shmigal, e instó a los ucranianos a no relajarse y continuar usando mascarillas, medios de desinfección y el distanciamiento social.

Para contener el rebrote, Schmigal abogó también por evaluar el enfoque actualizado, que permite aplicar medidas más severas en algunas regiones y revisar los horarios de trabajo para evitar así las horas pico y las sobrecargas del transporte público.