Las reaperturas de bares y restaurantes en España se estancaron durante las últimas semanas, con un 84% de los establecimientos que retomaron la actividad, en un sector que en su conjunto perdió un 25% de las ventas que tenía hace un año.

Así lo refleja el estudio semanal del "Observatorio de la Desescalada en Bares y Restaurantes en España", basado en los datos que maneja la patronal de empresas de distribución a establecimientos hoteleros (Fedishoreca) difundido el viernes último.

Según los datos relevados entre el 27 de julio y el 2 de agosto, las reaperturas se mantuvieron en el 84% por tres semanas consecutivas, por lo que la mayor parte del restante 16% podría cerrar sus puertas definitivamente.

En el mismo período, las ventas registradas oscilaron entre el 74% y el 75% respecto a lo que facturaban hace un año: el sector en su conjunto perdió uno de cada cuatro euros que ingresaba en julio de 2019.

El desfase de casi diez puntos entre ventas y reaperturas también refleja que los establecimiento abiertos ingresan menos que el verano pasado, en parte por las restricciones por la covid-19, pero también por la fuerte caída del turismo.

Los autores del informe advirtieron que "es muy posible que, sin turismo, las cuentas se resientan todavia más en agosto".

Por comunidades, los porcentajes de reaperturas van desde el 74% de Baleares y Madrid, hasta el 90% de Galicia y Asturias.